Tovar, Tato, Omar

Redacción | 06-09-21 | 09:40

Los Políticos

Salvador Muñoz

Me encontré hace poco en la sala, un conjunto de libros y en una antología, se incluye al Cid Campeador. Un obsequio del amigo Danner González para la Mujer que mientras está sumergida en cantidad de trabajo fiscal, aprovecho para volver a disfrutar a don Rodrigo Díaz de Vivar, el hombre de las mil victorias, ya fuera vivo… ya fuera muerto.

Otros tiempos, otras circunstancias… elecciones y pandemia… hace un año, en un pueblo de Rumania, víctima del Covid, falleció Ion Aliman, diez días antes de que se celebraran elecciones municipales en Deveseli… ¡y ganó! En su sepulcro, llegaron sus vecinos y amigos a celebrar con él ese triunfo después de la muerte.

Caso similar el que ocurrió en Dakota del Norte, igual, en el 2020. El Covid acabó con la vida del republicano David Andahl, con 55 años, pero el voto le favoreció para alcanzar un escaño en la Cámara de Representantes… después de la muerte.

En el 2019, en la provincia de Guayas, Ecuador, Juan Gonzabay ganó la presidencia de la Junta Parroquial (JP) de Progreso. La JP es como un órgano auxiliar del Gobierno municipal. El asunto es que la agrupación política que impulsó a Juan Gonzabay “omitió” notificar a tiempo el fallecimiento a causa de un paro cardiaco, de su candidato.

El caso más extraordinario ocurre en México, allá por 2013, con un candidato que “estaba muerto” pero que resultó demasiado vivo. En el Senado se discutió su caso:

Lenin Carballido Morales era buscado por las autoridades desde el 2008, por presuntamente haber violado a una mujer en marzo de 2004. El 7 de enero de 2011, el juez Renato Aurelio Cruz retiró los cargos que pesaban contra Carballido al dar fe de su muerte, supuestamente ocasionada por un coma diabético el 30 de septiembre de 2010.

El asunto es que tres años después, Lenin Carballido compitió y ganó la presidencia municipal de San Agustín Amatengo, Oaxaca, y ahí nació la leyenda del candidato zombie de Amatengo.

Hay que destacar que fue postulado por el PRD pero en cuanto se descubrió el engaño, el Sol Azteca desconoció a su candidato y pidió que se entregara a las autoridades.

Este 2021, Remigio Tovar Tovar o René como era mejor conocido, candidato a la presidencia municipal de Movimiento Ciudadano, por Cazones de Herrera, obtuvo una abrumadora victoria sobre sus demás contrincantes.

A diferencia de los otros personajes que hicimos en esta relatoría, víctimas del Covid o del destino, a Tovar Tovar lo mataron a balazos a dos días de las elecciones.

El triunfo de Morena, Verde y PT en estas pasadas elecciones queda empañado por la violencia, por la sangre, por los amenazados, por los bajados, por los caídos como René, que salen victoriosos… aún después de la muerte.

II

Si otra cosa no sucede, en Veracruz, hay la confianza de que a nivel local, Fuerza por México mantenga su registro.

Se pudiera decir que Tato Vega Yunes afinó su maquinaria rosa al lograr 118 mil votos en lo federal y 103 mil en lo local. Con estos votos, Fuerza por México estaría alcanzando representación plurinominal en el Palacio de Encanto, con Pilar Guillén y en su debut, por el momento, se habla ya de siete alcaldías junto con un ejército de regidores.

Por su parte, Fuerza por México nacional tiene los ojos puestos en Tato Vega Yunes al ocupar el segundo lugar como el más votado de sus candidatos, entre 300 distritos; ahora que si hablamos de la tercera circunscripción, se llevó el primer lugar.

Con todos estos votos, y si Pitágoras no le falla a Fuerza por México, Veracruz sería un factor para conservar el registro nacional y con ello, Vega Yunes se convertiría en diputado federal de representación proporcional por la Tercera Circunscripción. Este miércoles, se dice todo.

Tema aparte será ver si Tato regresa a la dirigencia rosa… pero eso, ya se cuece aparte.

III

Pasadas las elecciones, vale la pena mencionar el trabajo de los coordinadores de prensa de los candidatos. Es evidente que los candidatos de Todos por Veracruz y el mismo partido, no tuvieron parte activa en este sector.

En el caso de David Velasco, al parecer cambiaron de cuaco a medio río… en la zona conurbada se conjuntó un gran equipo que acompañó a los candidatos de Morena. En el caso de Xalapa, hubo muchos candidatos que no le dieron relevancia a la difusión de sus actividades, ya fuera por falta de recursos, de imaginación o aunque tuvieran asesores, nomás se enfocaron a la difusión desde las redes particulares del candidato… o la candidata. 

En lo particular, puedo decir que Raúl Arias Lovillo tuvo al mejor coordinador de prensa en su campaña. Estoy seguro que muchos hubieran querido tener a su lado a Omar Zúñiga, por el desempeño, mensaje, rapidez y eficiencia con que llevó a cabo la campaña. Mínimo, dos boletines al día y luego abusaba hasta con más de tres. Le dio juego a los integrantes de la planilla de Arias Lovillo lo que permitió conocer al equipo que llevaba el candidato. Si un día me lanzo de candidato, ya tengo contemplado a mi Coordinador de Prensa.

smcainito@gmail.com