Sin custodia policíaca permanece nuevo narcocementerio de Veracruz

Las 36 fosas del crimen organizado descubiertas por la Fiscalía General de Veracruz en el municipio de Úrsulo Galván, se encuentran sin resguardo policíaco

Carlos Hernández | 04-18-19 | 18:59

Úrsulo Galván, Ver.- Las 36 fosas del crimen organizado descubiertas por la Fiscalía General de Veracruz en el municipio de Úrsulo Galván, se encuentran sin resguardo policíaco, a pesar de la insistencia del fiscal Jorge Winckler Ortiz que el lugar se encontraba acordonado y bajo vigilancia de la policía ministerial.

Aunque el fiscal no dio a conocer el sitio exacto del fosario, un grupo de reporteros peinaron la zona costera, recorriendo los municipios de La Antigua y Ursulo Galván, cinco playas y las orillas de los cauces de dos ríos.

Fue en un paraje solitario e inhóspito de Úrsulo Galván, a 83 kilómetros de la Capital del Estado y a 52 kilómetros del Puerto de Veracruz, que se encuentra este narcocementerio.

Para llegar ahí se recorren aproximadamente diez kilómetros de terracería, en su mayoría con paisajes de cultivos agrícolas y ganado en decadencia.

El fosario se encuentra dentro de un predio con la reja color gris, abierta, sin señalamiento restrictivo o custodia policiaca. La primera fosa clandestina está ubicada a menos de medio kilómetro de la entrada al sitio, con una varilla metálica y un pedazo de cinta amarilla.

Caminando 20 metros hacia dentro se encuentra el resto de las fosas que de igual manera están sin restricción, dos cuadrantes sin señalamientos y al menos quince indicadores corresponden a restos humanos.

Winckler Ortiz acompañado de Karla Quintana Osuna, Comisionada Nacional de Búsqueda de Personas y del Comisionado Estatal, Géiser Caso Molinari, afirmaron que las fosas están ubicadas apenas en un 10 por ciento de terreno.

Las autoridades informaron que no se puede especular sobre la temporalidad en cuanto al tiempo que llevan las víctimas en las entrañas de la tierra, sin embargo, destacó que este hallazgo se deriva de una denuncia interpuesta en 2014.

“La investigación ministerial data del año 2014 en esa zona, hay gente que declaró en relación a la posibilidad de la existencia de este sitio, se hizo la inspección y dio positivo”, expuso el fiscal.

A finales de enero de 2013, en el gobierno del exgobernador priista Javier Duarte de Ochoa -interno del Reclusorio Norte de la Ciudad de México- ocho policías municipales desaparecieron en el municipio de Úrsulo Galván, en medio de una guerra de Zetas y Cartel de Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Luego de la desaparición de los ocho policías de Úrsulo Galván, un pequeño municipio de la región del Sotavento, los otros nueve uniformados de la corporación renunciaron a sus puestos.

Por esta razón tomó las riendas de la seguridad elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y el Ejército Mexicano.

Los familiares de los oficiales desaparecidos, expusieron que el Gobierno del Estado archivó la denuncia penal que interpusieron en la agencia del Ministerio Público de Cardel.

Con este nuevo hallazgo, familiares de personas desaparecidas en Cardel, Úrsulo Galván, Puente Nacional, La Antigua, entre otros, tienen la esperanza de localizar a su familiar.