SHCP pide ajuste financiero transexenal en Veracruz

Redacción | 01-25-16 | 23:59

EN CORTO… SIN CORTES

Debido al desproporcionado incremento del gasto público de Veracruz en los últimos cinco años, en relación con los ingresos de Gobierno del Estado, el déficit presupuestal alcanzó niveles sumamente altos; en 2011, por ejemplo, los ingresos reportados por el gobierno de la entidad alcanzaron los 30 mil 381 millones de pesos; sin embargo, ese año el gasto superó los 52 mil 718 millones. Es la misma tendencia que se observó durante 2012, 2013 y 2014.
En 2015, los ingresos reportados por el gobierno estatal, que incluyen impuestos, derechos, productos y aprovechamientos, sumaron 34 mil 572 millones de pesos; por su parte, el gasto público llegó a 45 mil 388 millones; en promedio, el déficit superó los 18 mil 115 millones de pesos anuales.
Esos números encendieron la voz de alerta en las autoridades hacendarias y en el Poder Ejecutivo de la entidad. Desde la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) del Gobierno Federal se pidió al gobierno veracruzano un plan de ajuste, a largo plazo, para resolver las enormes diferencias entre los ingresos y el gasto; esto es, un proyecto para nivelar ingresos y gasto de 2016 a 2022.
En ese proyecto trabajaron tanto la Contraloría General del Estado (CGE) como la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), que se encargaron de elaborar un documento rector en materia financiera para Veracruz.
El documento derivado de ese trabajo, a cuya copia tuvo acceso el equipo de versiones.com.mx, contempla un recorte significativo en los recursos asignados a organismos públicos descentralizados, a los tres poderes, a organismos autónomos y a diversos fideicomisos.
Destaca el caso de la Universidad Veracruzana (UV), cuyos recursos podrían disminuir, de dos mil 465 millones de pesos, durante 2015, a dos mil 215, en 2016. Sin embargo, el verdadero desplome en el presupuesto para la máxima casa de estudios de la entidad comenzaría, de acuerdo con el proyecto, en 2018, cuando la UV recibiría sólo mil 901 millones de pesos; en 2020, mil 775 millones; en 2021, mil 634 millones de pesos; y en 2022, mil 584 millones.
De acuerdo con el documento de proyecto elaborado por la CGE y Sefiplan, dentro de siete años, en 2022, la UV recibiría 881 millones de pesos menos que en 2015; es decir, 36 por ciento menos de lo que estaba presupuestado en 2015.
En los siete años siguientes, la UV dejaría de recibir recursos por unos cuatro mil 132 millones de pesos, en relación con los que ha recibido durante 2014 y 2015.
Sin embargo, la UV no sería el único organismo autónomo castigado en términos presupuestales: igual suerte correrían, de acuerdo con dicho proyecto de ajuste presupuestal, la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH), el Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) y, en menor medida, el Instituto Veracruzano de Acceso a la Información (IVAI) y la Comisión Estatal para la Defensa de los Periodistas, que pasaría, de poco más de 20 millones de pesos, en 2015, a poco más de 16 millones 700 mil pesos, en 2022.
En cuanto a los fideicomisos, los que resultarán más afectados en cuanto al presupuesto son el Fideicomiso del Impuesto sobre Erogaciones por Remuneraciones al Trabajo Personal, el Programa Nacional de Becas, el Organismo de Acreditación de Competencias Laborales, y el Parque Temático del Tajín.
Destaca también que algunos organismos públicos descentralizados dejarán de recibir recursos estatales; es el caso, por ejemplo, del Instituto Veracruzano de Bioenergéticos (Inverbio), la Academia Veracruzana de las Lenguas Indígenas (Aveli), el Instituto Veracruzano de Desarrollo Municipal (Invedem), y la Comisión Estatal para la Atención Integral a Víctimas del Delito, cuyas funciones serán incluidas a los sectores de los cuales dependen.
A otras dependencias, como el Instituto Veracruzano del Deporte (IVD), el Instituto de Espacios Educativos (IEE), la Comisión de Arbitraje Médico (Codamed) y Radio Televisión de Veracruz (RTV), también se les recortarán los recursos que manejan.
De igual manera, prácticamente todas las instituciones educativas que dependen del gobierno estatal enfrentarán una circunstancia parecida: el Colegio de Bachilleres del Estado de Veracruz (Cobaev), que en siete años pasará de 495 millones de pesos anuales a sólo 322; el Instituto Veracruzano de Educación para los Adultos (IVEA), de 12 a 10 millones; y los Institutos Tecnológicos Superiores, de 445 a 324 millones de pesos (2015-2022).

POCO A POCO se va desgranando la mazorca, en el equipo de Héctor Yunes, quien este lunes solicitó su registro como candidato a gobernador por el PRI.
Así, aparte de Amadeo Flores Espinosa que va como presidente del CDE del Revolucionario Institucional, se sabe que siempre sí el diputado y exitoso empresario Ricardo Ahued Bardahuil, será coordinador general de la campaña. Asimismo, comentan en las altas esferas del partido que el senador José Yunes Zorrilla será delegado especial en la campaña de Héctor. De igual forma, se comenta que Gustavo Filobello será Vocero de la campaña; Esaú Valencia Heredia, Jefe de Prensa, y el escritor y periodista Ramón Durón Ruiz, mejor conocido como el Filósofo de Güémez, Jefe de Relaciones Públicas. También se supo que el hasta ahora delegado del ISSSTE, Renato Alarcón y Manuel Barclay, habrán de incorporarse a la campaña. Jorge Moreno Salinas será también uno de los hombres fuertes del equipo de Héctor Yunes.

COMENZÓ LA efervescencia política. Con el registro de Héctor Yunes Landa como candidato del PRI a la gubernatura del estado, se cimbraron las estructuras, las propias y las de enfrente. En su mensaje, tras haber presentado su registro, Yunes Landa lanzó un mensaje esperanzador para muchos veracruzanos, donde compromete un esfuerzo por la renovación de Veracruz, una transformación que inicia por limpiar la casa y donde no hay tiempo que perder. Y como aspira a ser un gobernador honesto y cercano, dijo no habrá de negar la realidad, sea buena o mala, ni habrá de evadir la mirada al dolor de las personas, porque afirma ser una persona decente y honesta. Y el que entendió, entendió.