¿Sabes cómo prevenir un infarto?

La sintomatología previa a un infarto se denomina angina de pecho, la cual se manifiesta por medio de un dolor opresivo en el pecho que se irradia hacia la mandíbula o al brazo izquierdo, señal que avisa que hay un problema en las arterias coronarias.

Redacción | 08-16-19 | 22:28

Veracruz, Ver.- El cardiólogo del Hospital General de Zona (HGZ) No. 11, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de Veracruz, David Rodriguez Leyva, explicó que los términos pre-infarto y micro-infarto, no existen en virtud de que éstos no se catalogan por su extensión ni por su tamaño, sino por sus complicaciones.

El IMSS, a través de sus Centros de Seguridad Social (CSS), cuenta con grupos de apoyo donde realizan ejercicios las personas de la tercera edad, actividades que ayudan a disminuir ésta y otras enfermedades.


El especialista comentó que lo primero que se debe hacer para prevenir un infarto de miocardio es revisar el árbol genealógico, para determinar si existe algún indicio hereditario como diabetes o hipertensión. También se recomienda llevar una vida lo más sana posible, y disminuir el consumo de sal, azúcar y evitar el estrés, ya que también es un factor para eventos cardiacos.


La sintomatología previa a un infarto se denomina angina de pecho, la cual se manifiesta por medio de un dolor opresivo en el pecho que se irradia hacia la mandíbula o al brazo izquierdo, señal que avisa que hay un problema en las arterias coronarias. Un infarto es la interrupción de manera súbita del flujo sanguíneo hacia un área determinada del corazón
y todos son potencialmente mortales.


Apunta el especialista que anteriormente se consideraba que los adultos mayores eran quienes más se infartaban, pero en la actualidad, se observa en jóvenes de entre 19 y 20 años, debido en parte, al consumo de drogas y al sobrepeso.

Los factores de riesgo son padecer: diabetes, hipertensión, dislipidemia (niveles elevados de colesterol y lípidos) y tabaquismo mientras en los menores pueden ser: sexo, edad, sedentarismo y obesidad; las mujeres durante su edad fértil son menos propensas a sufrir un infarto, una vez llegada la menopausia el riesgo se iguala o supera al del hombre,
debido a que desaparece el factor protector hormonal.


Por último, recomendó acudir con su médico familiar correspondiente para una revisión anual y reiteró la importancia de hacer ejercicio y alimentarse correctamente.

Comunicado IMSS