Reportan a presidente de Argelia “bajo amenaza vital”

Está internado en el Hospital Universitario de Ginebra desde hace dos semanas, sufre problemas neurológicos y respiratorios

Redacción | 03-06-19 | 18:31

El presidente de Argelia, Abdelaziz Bouteflika, quien está internado en el Hospital Universitario de Ginebra desde hace dos semanas, se encuentra “bajo amenaza vital permanente”, ya que sufre problemas neurológicos y respiratorios, informó hoy el diario Tribune de Genève.

El reporte, basado en información que el periódico suizo dice tener, llega en momentos en que en Argelia se han multiplicado las protestas que exigen el fin del gobierno de Bouteflika, a pesar de que recientemente prometió la celebración de elecciones presidenciales y anunció que no buscaría un nuevo mandato.

Tribune de Genève indicó que el mandatario argelino de 82 años necesita atención médica intensiva, debido a que sufre de debilidad en las respuestas de su sistema nervioso, y sigue en “riesgo” ya que su sistema respiratorio “se ha deteriorado significativamente”, por lo que continuará hospitalizado.

El gobierno argelino anunció que el presidente viajaría a Suiza para someterse a “revisiones médicas de rutina”, sin especificar cuáles, pero hasta ahora no ha proporcionado información sobre su estado de salud.

Bouteflika, un veterano de la guerra de independencia que Argelia libró contra Francia (1954-1962), asumió el poder en 1999 y desde entonces se mantiene en el cargo. Sin embargo, en 2013 sufrió un derrame cerebral tras el cual solo ha sido visto en público en contadas ocasiones.

De manera frecuente, el veterano líder viaja a Ginebra para revisiones médicas y generalmente permanece en el hospital por varios días, pero la actual estancia del presidente argelino ha suscitado una serie de especulaciones sobre su salud, su edad, su gobierno y las próximas elecciones presidenciales en el país africano.

Masivas protestas estallaron en Argelia, luego de que Bouteflika anunció en febrero pasado que contendería por un quinto mandato consecutivo en los comicios programados para el próximo 18 de abril. Miles de argelinos protestaron en las calles del país contra su reelección, argumentando su estado de salud, la corrupción y la falta de reformas económicas para hacer frente al desempleo, por lo que ante tal presión, esta semana prometió elecciones en las que se abstendría de participar.

Sin embargo, la promesa no ha logrado frenar las protestas y la exigencia ahora es el fin inmediato del gobierno de Bouteflika, siendo ésta la primera vez en 20 años que su administración enfrenta una revuelta popular.

Los veteranos de la guerra de independencia de Argelia se pronunciaron este jueves sobre la legitimidad de las demandas de los manifestantes, que piden la salida inmediata de Bouteflika, asegurando que el presidente está muy enfermo, e instaron a mantener las protestas.

Con información de 20 minutos.