Reciben Grajales, Chimal y Miranda el Premio Nacional del Deporte 2015

El triatleta Crisanto Grajales Valencia, el entrenador Eugenio Chimal Domínguez y la nadadora paralímpica Nely Miranda Herrera recibieron los reconocimientos y estímulo económico que los acreditan como ganadores del Premio Nacional del Deporte 2015.

Redacción | 01-26-16 | 16:21

El triatleta Crisanto Grajales Valencia, el entrenador Eugenio Chimal Domínguez y la nadadora paralímpica Nely Miranda Herrera recibieron los reconocimientos y estímulo económico que los acreditan como ganadores del Premio Nacional del Deporte 2015, ceremonia que encabezó el Presidente Enrique Peña Nieto en la capital del país.

Durante la ceremonia, el Ejecutivo federal expresó que con este galardón se reconoce la disciplina, dedicación y sacrificio de los deportistas, que en cada competencia demuestran que sí es posible luchar y estar en la élite mundial del deporte.

Destacó que son los atletas quienes ponen en alto el nombre de México en las distintas justas en las que participan, y aseveró que el Gobierno de la República los seguirá respaldando a través de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE).

El mandatario felicitó a Crisanto Grajales, de quien dijo que se ha convertido en el triatleta más importante del país y el mejor posicionado del continente americano, que tras ganar el oro en los Juegos Panamericanos Toronto 2015, mostró su coraje y perseverancia al sobreponerse a una lesión poco antes de la competencia.

De Eugenio Chimal subrayó que es la primera vez que una dupla entrenador-atleta asiste a dos Juegos Olímpicos consecutivos en la disciplina de triatlón, por lo que les deseó el mayor de los éxitos en Río de Janeiro 2016.

Reconoció de igual manera a Nely Miranda, ganadora por tercera ocasión del galardón deportivo más importante del país y la máxima medallista mexicana de los Juegos Parapanamericanos Toronto 2015 al obtener seis preseas, cuatro de ellas de oro.

Peña Nieto afirmó que la constancia que ha demostrado la nadadora es un gran ejemplo de superación para los mexicanos, además de que siempre manifiesta que cuando se quiere se puede, rompiendo cualquier barrera y dejando de lado actitudes derrotistas.

Fue precisamente Miranda Herrera la encargada de agradecer, en nombre de todos los galardonados, la distinción obtenida en el deporte mexicano durante el año anterior, además de señalar que esto no queda aquí, pues buscarán seguir poniendo en alto el nombre de México en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos Río de Janeiro.

Debido a que se encuentran en una concentración en Islas Canarias, España, Grajales Valencia y Chimal Domínguez estuvieron ausentes en la ceremonia. Sus reconocimientos fueron recibidos por Guadalupe Valencia Lara, madre de Crisanto, y Linnet Fernández Vázquez, esposa de Eugenio.