Proceso electoral, en la ilegalidad

Redacción | 01-18-16 | 16:26

Rúbrica

Por Aurelio Contreras Moreno

La ratificación de Víctor Hugo Moctezuma Lobato como secretario ejecutivo del Organismo Público Local Electoral de Veracruz (OPLE), confirma cuál será el papel y las formas del instituto en cuyas manos estará la organización de la elección estatal de este año: un instrumento al servicio del régimen que le da la vuelta a las leyes para beneficiar a sus verdaderos jefes.
Tras de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación declaró inconstitucionales 44 artículos del tramposo Código Electoral del estado diseñado por los operadores del gobierno estatal, quedó en el aire el nombramiento de Moctezuma Lobato por no cubrir los requisitos de ley para ocupar el cargo, como el de tener título de licenciatura con una antigüedad de al menos seis años.
Por ello es que su ratificación fue burdamente retrasada por José Alejandro Bonilla Bonilla para que Moctezuma Lobato cumpliera con esa disposición. Nada que deba de extrañar, cuando el propio presidente del Consejo General del OPLE tampoco cumplía con los requisitos para ocupar ese puesto, y a pesar de ello, su nombramiento, tras ser impugnado, fue sostenido por el Instituto Nacional Electoral.
Al igual que Bonilla Bonilla, Moctezuma Lobato fue colocado en el OPLE por el operador electoral del duartismo, el tamaulipeco que cobra como secretario de Trabajo y Previsión Social estatal (pero que a lo último que se dedica es a eso), Gabriel Deantes Ramos, primo del dirigente estatal del PRI y supuesto aspirante a candidato del PRI a gobernador, Alberto Silva Ramos.
Desde una asociación auspiciada por el gobierno estatal denominada Colegio de Profesionales Electorales, Deantes y Moctezuma infiltraron operadores en el OPLE y en sus consejos distritales, con lo que su credibilidad, ya de por sí cuestionada por la amañada manera en que se integró su Consejo General, simplemente quedó enterrada con esta última estratagema para que el duartismo-fidelismo controle el proceso electoral.
No por nada, el organismo no gubernamental Red Cívica Veracruzana (Recive) se pronunció en contra de la ratificación de Moctezuma Lobato como secretario ejecutivo del OPLE por la violación del Código Electoral y por errores de procedimiento en su ratificación. “La buena reputación que defendieron algunos consejeros electorales queda en cuestionamiento dada su larga trayectoria de operador político a favor del partido en el poder”.
La Recive también sentencia que la composición de los consejos general y distritales del OPLE “es un claro indicador de que la ciudadanización de los órganos electorales es una práctica que ha quedado obsoleta. Asimismo, también resulta evidente que los objetivos que condujeron a la creación de los OPLES resultaron pervertidos; el gobierno local continúa operando las elecciones”.
Los “mapaches” se apoderaron por completo del árbitro de las comicios. La elección en Veracruz está marcada desde un principio por la ilegalidad y el espíritu de la última reforma electoral federal, que era quitarle el control de los comicios locales a los gobiernos estatales, se fue por el retrete.

Email: aureliocontreras@gmail.com
Twitter: @yeyocontreras