Por asesinato de periodista, Fiscalía de Veracruz investiga a alcalde Paulino Domínguez

La esposa del comunicador advirtió que las medidas cautelares le fueron retiradas desde el 19 de julio pasado, sin embargo, la Secretaría de Seguridad Pública reportó que la última visita que se hizo al comunicador fue el pasado 24 de julio; nueve días antes de que fuera ejecutado.

Carlos Hernández | 08-06-19 | 19:57

Xalapa, Ver.- El fiscal general de Veracruz Jorge Winckler Ortiz aseguró que está siendo investigado el alcalde panista de Actopan, José Paulino Domínguez Sánchez por el crimen del reportero del Gráfico de Xalapa Jorge Celestino Ruiz Vásquez.

En conferencia de prensa, el fiscal precisó que se realizaron 38 actos de investigación para establecer las amenazas del que fue víctima el reportero por parte de Paulino Domínguez, mismas que fueron denunciadas en octubre de 2018.

Añadió que la esposa del comunicador advirtió que las medidas cautelares le fueron retiradas desde el 19 de julio pasado, sin embargo, la Secretaría de Seguridad Pública reportó que la última visita que se hizo al comunicador fue el pasado 24 de julio; nueve días antes de que fuera ejecutado.

En esa tesitura, explicó que se inició una carpeta de investigación en contra de la Secretaría de Seguridad Pública de Veracruz por incumplimiento de un deber legal.

Winckler Ortiz enfatizó que la principal línea de investigación por el asesinato del reportero es por su labor periodística, luego de una denuncia que presentó Celestino Ruiz en contra del alcalde de Actopan José Paulino Domínguez Sánchez, “se investigará a quién se tenga que investigar”, sentenció.

A Celestino lo mataron por la espalda

Jorge Winckler explicó ante la prensa que fueron dos sicarios que portaban un arma de fuego tipo AR-15 calibre .222 y un arma corta calibre 45 milímetros; ambas de uso exclusivo del Ejército y Fuerzas Armadas.

“Testigos refieren que el comunicador se encontraba en su negocio, cuando escucharon detonaciones y se pudo observar a la víctima herida, por lo que sus familiares pidieron auxilio; sin embargo, su muerte fue instantánea”.

Detalló que en la escena del crimen fueron localizados 12 indicios balísticos: 4 casquillos calibre 223 correspondiente a un arma de fuego AR-15 y cuatro casquillos calibre 45 automática. Además, fueron embalados dos proyectiles de cada calibre.

De acuerdo con la mecánica de hechos, fueron dos sicarios que arribaron en un vehículo a la tienda “La Bocanita”, propiedad de Celestino Ruiz, quien se encontraba viendo la televisión de espalda a la calle.

“Le realizan cuatro disparos con el arma larga (AR-15) desde el exterior del domicilio y posteriormente ingresan disparando nuevamente a la víctima con el arma corta”.

La necropsia practicada al reportero, precisa que murió de un traumatismo craneoencefálico secundario a proyectil disparado por arma de fuego, que provocó fracturas múltiples en cráneo y laceración cerebral.

“Cuatro heridas producidas por proyectil disparado por arma de fuego en la reacción occipital, dos heridas a la altura de la clavícula y omoplato y una más a la altura de las costillas”, detalló Winckler Ortiz.

A cuatro días del crimen de Celestino Ruiz, la fiscalía general no tiene pistas de los sicarios ni del móvil del crimen.