PAN y PRI muestran el músculo

Redacción | 02-01-16 | 11:53

Hora Cero

* PAN-PRD piden que INE organice el proceso
* Anilú, a la Sedesol

Las dos principales alianzas en el presente proceso electoral veracruzano, PAN-PRD y PRI-Verde-AVE, comenzaron a mostrar el músculo rumbo al 5 de junio.
Si bien, a diferencia de panistas y perredistas, el Revolucionario Institucional no llevó a cabo un evento masivo; en la llegada de Felipe Amadeo Flores Espinosa al Comité Directivo Estatal del partido hubo claras muestras de esa unidad, casi forzada, que se registra en el tricolor.
Podríamos decir que en el evento priista prácticamente nadie faltó; estuvieron presentes todas las expresiones y corrientes internas; no sólo la estructura formal y los dirigentes oficiales, sino los líderes y representantes de las diferentes regiones de la entidad.
Cosas de la política: el evento de Felipe Amadeo reunió a todos; hasta a quienes se saben fuera del ánimo de la dirigencia nacional y del virtual candidato a gobernador, Héctor Yunes Landa, también presente.
Incluso, quienes hasta hace poco estaban en los cuernos de la luna por formar parte del proyecto que buscaba la continuidad en el gobierno estatal pasaron lista.
Ahí estuvieron, por ejemplo, dos ex dirigentes del partido en Veracruz que forman parte del grupo en el poder estatal, Erick Lagos y Alberto Silva, cuya presencia, aunque ya no es bien vista por un amplio sector del equipo que ganó la mano en la selección del candidato, habla del apoyo que recibirá Héctor Yunes en esta etapa.
En fin, son presencias cuyo beneficio al candidato y a la campaña es, por decir lo menos, discutible.

PAN-PRD piden que INE organice el proceso
En el otro frente, fue algo raro, todavía no es común en Veracruz ver mezcladas las banderas azules y amarillas por un proyecto en común; sin embargo, panistas y perredistas se congregaron en la Plaza Lerdo, cerca de las dos de la tarde, para acudir en masa al registro de la alianza PAN-PRD ante el OPLE.
Momentos antes, Miguel Ángel Yunes se registró como precandidato ante su partido. Entró con el pie derecho; reunió a miles de simpatizantes y en Xalapa también estuvieron los dirigentes nacionales de PAN y PRD, Ricardo Anaya Cortés y Agustín Basave Benítez, quienes, por cierto, dijeron que no confían en el Organismo Público Local Electoral y que por ello pedirán al Instituto Nacional Electoral que se encargue de la organización del proceso.
De igual manera, apuntaron que el OPLE está controlado por el gobierno estatal e insistieron en que hubo intentos por evitar que la alianza se lograra cristalizar; intentos que, por supuesto, no prosperaron como en años y procesos electorales anteriores.
Lo evidente es que la elección veracruzana es la de mayor importancia para esos partidos políticos por ser Veracruz el estado más poblado entre los 13 que eligen gobernador este año.
Si todo ocurre como ya apuntan los analistas políticos, la elección veracruzana será carrera de dos: Héctor Yunes Landa y Miguel Ángel Yunes Linares. No se esperan sorpresas, pero Morena, con Cuitláhuac García como candidato, registrará un crecimiento importante con relación a su participación en 2015, que fue muy decorosa.

El combate a la pobreza y la llegada de Anilú a Sedesol
La situación de Veracruz se refleja a la perfección en las estadísticas oficiales; el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, Coneval, habla de 4 millones 634 mil veracruzanos en condición de pobreza; casi dos millones, vulnerables por carencias sociales; 400 mil lo son por ingresos; y únicamente 975 mil personas, menos del 13 por ciento, no son pobres.
En la entidad hay más de 2 millones 200 mil habitantes en rezago educativo; un millón 700 mil con carencia de acceso a servicios de salud; casi 5 millones y medio, sin seguridad social; y 3 millones 200 mil, sin servicios básicos en sus viviendas.
Por si fuera poco, en dos años, el número de veracruzanos en pobreza extrema pasó de un millón 122 mil a un millón 370 mil; es decir, del 14.3 a 17.2 por ciento.
La realidad es que en el combate a la pobreza, Veracruz ha registrado un desastre.
Ese enorme reto, el combate a la pobreza, tendrá a partir de este lunes 1 de febrero a una nueva protagonista en la persona de Anilú Ingram.
A las 11:00 horas, la diputada local con licencia rendirá protesta como delegada de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol); sustituye a Marcelo Montiel.
La joven política porteña cuenta con experiencia en el ámbito social, pues como presidenta de la Mesa Directiva en la Legislatura del Estado presentó iniciativas en beneficio de las familias veracruzanas, además de su trabajo de gestión, por el que todavía es recordada en su lugar de origen.
Al igual que en otras encomiendas que ha tenido, se espera que Anilú Ingram, que será una de las pocas mujeres en una delegación federal en la entidad, entregue buenos resultados, sobre todo en un rubro tan prioritario para Veracruz, como lo es sacar a millones de veracruzanos de la pobreza extrema. @luisromero85