PAN requiere espacio para la sensatez: Víctor Serralde

Víctor Serralde Martínez, a través de una carta enviada a los medios de comunicación, expuso su postura con relación a su participación en el proceso interno de Acción Nacional.

Enrique Pompeyo | 02-06-16 | 02:02

El ex diputado federal panista y aspirante a la gubernatura de Veracruz, Víctor Serralde Martínez, a través de una carta enviada a los medios de comunicación, expuso su postura con relación a su participación en el proceso interno de Acción Nacional.
De entrada, advierte que «la obcecación nos rebase y termine todo más mal de lo que se percibe».
Asimismo, expone que lejos de vivir con entusiasmo la democracia interna, «las reacciones polarizan las posturas de líderes y militantes y evidencian la ausencia de un manejo terso y cuidadoso en la toma de decisiones tan trascendentales para nuestro partido».
Víctor Serralde reitera que este sábado, a primera hora, se reunirá con el dirigente nacional, Ricardo Anaya y lo hará «con la certeza de que el PAN requiere el espacio para la sensatez que en estos momentos solo puedo encontrar en la oficina del presidente Anaya» y precisa que lo que se determine «será resuelto desde la mejor de nuestras voluntades».

A continuación, la carta textual enviada por Víctor Serralde:

Veracruz, Ver. 5 de febrero del 2016

Estimados Amigos, compañeros del Partido Acción Nacional y simpatizantes que siguen con interés los temas alusivos a nuestra institución:
Quiero informar a todos ustedes que el día de mañana estoy citado a la oficina del Presidente Nacional para reunirme con él a primera hora del día.
El tema que nos ocupará va ligado al interés que he manifestado por participar en el proceso interno para la designación del candidato que habrá de abanderar al Partido Acción Nacional en las próximas elecciones en Veracruz.
…y a la procedencia de mí registro presentado el día de ayer en las oficinas del partido.
El día de hoy, la información transitó de un extremo al otro en afirmaciones y desmentidos; desde el gusto y la emoción de muchos que en la mañana pudieron enterarse que ayer logramos lo que parecía imposible, acreditar todos y cada uno de los requisitos exigidos en la convocatoria, al desánimo y tristeza de muchos que creyeron el planteamiento incorrecto del Presidente estatal que anunció que yo me habría desistido, así como la recuperación del ánimo de quienes leyeron el desmentido que envié a los medios de comunicación.
Lo que para unos es motivo de alegría para otros es causa de irritación y de molestia; preocupante sobre todo porque no se trata de la decisión de quién será candidato, sino de quien tiene interés en participar y eso es fatal en una institución comprometida con la democracia y el respeto a la dignidad de las personas.
He observado estas reacciones en los comentarios vertidos en redes sociales a lo largo de esta agitada semana; y particularmente a lo largo de este día; me preocupa ver cómo dentro del PAN causa más preocupación que alguien quiera contender, que observar que en muchos distritos del estado no hay ni siquiera alguien que tenga la motivación para registrarse como candidato por este partido a las diputaciones locales.
Lejos de vivir con entusiasmo nuestra democracia interna, las reacciones polarizan las posturas de líderes y militantes y evidencian la ausencia de un manejo terso y cuidadoso en la toma de decisiones tan trascendentales para nuestro partido.
Será quizá por la brevedad y la estrechez del tiempo que se dispone, será por la agenda tan apretada que la misma brevedad de los tiempos le genera a nuestros representantes; lo cierto es que estamos filo de que la obcecación nos rebase y termine todo más mal de lo que se percibe.
Estas y otras preocupaciones son los temas que ayer hable y mañana volveré a plantear a Ricardo.
Así pues, iré al encuentro que estoy citado con el Presidente Nacional, lo haré con la certeza de que el PAN requiere el espacio para la sensatez que en estos momentos solo puedo encontrar en la oficina del presidente Anaya; seguro de que lo que hablemos será dicho desde las mejores de nuestras intenciones, que lo que se proponga será expresado desde lo mejor de nuestros deseos y que lo que se determine será resuelto desde la mejor de nuestras voluntades.
Pase lo que pase, mañana será un buen día para el PAN.
Firma: Víctor Serralde Martínez