PAN exige la renuncia de Bermúdez y Bravo Contreras por jóvenes desaparecidos

Pepe Mancha dirigente del PAN en Veracruz, pidió la renuncia del secretario de Seguridad, Arturo y del Fiscal, Luis Ángel Bravo, por la desaparición de cinco jóvenes en Tierra Blancs

Redacción | 01-19-16 | 20:00

El dirigente estatal del PAN en el estado, José de Jesús Mancha Alarcón exigió las renuncias del secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita y del fiscal general, Luis Ángel Bravo Contreras por la desaparición de los cinco jóvenes en Tierra Blanca.

El líder albiazul, expuso: «un grupo de jóvenes fue privado de su libertad ilegalmente por una autoridad. Fue desaparecido forzadamente por una autoridad. Sus derechos no sólo no fueron protegidos por la autoridad sino que fueron violentados por la autoridad».

Asimismo, comentó: «aunado a este desafortunado y doloroso hecho, están las decenas de personas desaparecidas, los cientos de personas muertas violentamente, los cientos de robos, asaltos, secuestros. Y, también, la incertidumbre, el dolor, temor, intranquilidad y desconfianza sembrados en los ciudadanos, en las familias, en los padres y madres que buscan infructuosamente a sus hijos y el cobijo de la justicia.

Mancha Alarcón dijo que es inadmisible que mientras el secretario de Seguridad Arturo Bermúdez «criticaba en el Congreso del Estado a las policías municipales por ser corporaciones proclives a tener nexos con el crimen organizado, elementos de la dependencia a su cargo hicieran lo mismo».

Asimismo, comentó que es inadmisible que se llegara al punto de que cinco jóvenes hayan desaparecido durante su tránsito hacia Playa Vicente y que su último contacto haya sido con un grupo de policías de la Secretaría de Seguridad Pública.

En ese tenor, el panista también consideró como inadmisible que el Fiscal General del Estado Luis Ángel Bravo «admita a regañadientes que esos policías estaban involucrados con la delincuencia organizada a la que eufemísticamente le llaman terceras personas».

«Es inadmisible que esos policías hayan retenido a los jóvenes y les hayan entregado, como se presume, a los delincuentes», sentenció Mancha Alarcón.

José de Jesús acotó que este hecho «es el límite al que puede llegar un Gobierno que ha demostrado su incapacidad para cumplir y hacer cumplir la ley; en Veracruz hay un gobierno que no quiere o no puede respetar la Constitución Política que nos rige. No quiere o no puede garantizar los derechos de las personas a la protección de la vida y sus posesiones».