#Opinión ¿Qué transa con la rifa?

Valeria Marcial | 09-10-20 | 00:45

Falta menos de una semana para el evento más mediático y tramposo que cualquier gobierno haya realizado antes: la rifa del avión presidencial. Mucho se ha tocado el tema, pero lo que se sabe al respecto es poco. Basta con preguntarle a cualquier persona qué tanto sabe de la dichosa
rifa, la mayoría contestará que es una de las promesas de campaña del presidente, y dirán también que la está cumpliendo.


De mil maneras hemos tratado de explicar que esto no es así, pues ni se ha vendido el avión ni se va a rifar el mismo, y tampoco se entregará su valor total en premios. Lo preocupante aquí es la cantidad de maniobras que están haciendo desde el gobierno para hacer quedar bien al mandatario nacional. Los propios datos de la administración que López encabeza demuestran que muy poca gente ha podido desembolsar 500 pesos por un ‘cachito’ de lotería conmemorativo.


Para muestra, un botón, y es que hace un par de días el ejecutivo federal anunció que se “regalarán” mil boletos a cada hospital covid en el país (956), lo que representa una suma de 500 millones de pesos. Este recurso, a decir de Obrador, salió de dinero decomisado por la Fiscalía General de la República, misma que entregará dicho monto al Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado, que a su vez, utilizará para comprar los boletos y dárselos al INSABI para que este último los reparta en dichos nosocomios. Insisto, es preocupante y absurdo.


¿No era más fácil destinar el recurso directamente a los hospitales que lo necesitan? ¿No hubiera sido más útil y eficaz comprar los insumos que tanto hacen falta para los tratamientos oncopediátricos que recortaron desde el año pasado? Recortes que, por cierto, han propiciado la
muerte de (por lo menos) mil 602 niños debido a la falta de dichos tratamientos, según datos de la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer. Aparentemente no, pareciera ser que para el presidente es más importante mantener el espectáculo vivo y seguir insistiendo en que «la rifa
va».


Ya hasta quien estaba a cargo del sorteo, Luis Calvo, presentó su renuncia a la dirección general de Juegos y Sorteos, por lo que terminará sus funciones un día después de que se lleve a cabo la rifa del avión sin avión. Lo anterior bajo el contexto de que a pocos días del evento, sólo se ha vendido el 63.58 por ciento de los boletos, cifra de revela un fracaso en la venta de los mismos y de la rifa en sí.


La probabilidad de que alguno de los “afortunados” hospitales covid gane un premio de 20 millones de pesos es del 1.2 por ciento, para una persona que compró una tira completa (10 mil pesos) es de 0.000005 por ciento, y si sólo compró un ‘cachito’ (500 pesos) su ‘chance’ es de 0.000001 por ciento. Es insultante la manera en la que juegan con nuestra inteligencia, con los
problemas del país y con la necesidad de la gente.


Coincidentemente, además de poner todos los reflectores en la rifa, Andrés Manuel ya no habla de los videos de Lozoya; ya no se refiere de manera despectiva al PRI, pues incluso su partido, MORENA, votó a favor del partido tricolor en el reciente cambio de cabecera en la Cámara de la
Unión; mucho menos dedica tiempo a temas de inseguridad, economía o de la pandemia; ya ni siquiera menciona el combate a la corrupción en sus mañaneras. No, de todo eso, no dice ni Pío…

Con esto queda claro que el único ganador de la rifa es AMLO, pues los temas de verdadera relevancia, los cuáles requieren de toda nuestra atención, y cuya responsabilidad recae en el gobierno que Obrador encabeza, son reemplazados por un circo con un ‘show’ efímero, cuyo
desenlace no beneficia en nada ni a nadie…
Y tú, ¿Kime cuentas?
Sígueme en Twitter: @kimsebastian_
Facebook: @SebastianKimMx
Mándame un correo: kimecuentas@gmail.com