Nuevo avión presidencial llega a México este miércoles

El nuevo avión presidencial “José María Morelos y Pavón” llega la madrugada de este miércoles a la Ciudad de México procedente de Dallas, Texas.

Redacción | 02-03-16 | 00:09

El nuevo avión presidencial “José María Morelos y Pavón” llega la madrugada de este miércoles a la Ciudad de México procedente de Dallas, Texas, luego de cumplir con el periodo de pruebas a fin de obtener los certificados internacionales de vuelo.

De acuerdo con el plan de vuelo, la aeronave despegará del aeropuerto de Dallas Love Field a las 23 horas con 10 minutos de este martes para arribar luego de 4 horas de trayecto a la 01:18 horas de este miércoles al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

La aeronave 787-8 Dreamliner sobrevolará las ciudades de San Antonio, Laredo, dentro de Estados Unidos para luego emprender su ruta hacia Nuevo León, Tamaulipas e Hidalgo en México.

Una vez en la Ciudad de México, el nuevo avión presidencial cumplirá otras dos semanas de prueba antes de que pueda ser usado de manera formal por el Presidente Enrique Peña Nieto.

De acuerdo con fuentes del Gobierno de la República, el primer vuelo del nuevo avión, que vendrá a sustituir al actual TP-01 Presidente Juárez, será local y se pretende que sea el del 17 de febrero cuando el mandatario mexicano viaje a Ciudad Juárez, Chihuahua para despedir al Papa Francisco.

Mientras tanto, en el Hangar Presidencial continúan las obras de remodelación para tener listas instalaciones hacia el 12 de febrero, fecha en que hará su arribo el Jerarca de la Iglesia Católica a nuestro país.

La fachada del Hangar ha sido modificada haciéndola más amplia y ésta semana deberá quedar concluida la repavimentación de la entrada y los estacionamientos.

El hangar que dará alojamiento al avión ”José María Morelos y Pavón” ha quedado concluido en su totalidad.

DREAMLINER, LA MEJOR OPCIÓN

De acuerdo con un informe de la Secretaría de la Defensa Nacional, para la selección del nuevo avión de la flota presidencial, se consideraron los modelos Boeing 787-8 y 767-300, así como el Airbus A330-300.

Sin embargo, la Sedena consideró que el B787-8 ofrece mejores condiciones de desempeño, entre las que destacan:

Mayor autonomía de vuelo, tanto en despegues desde la Ciudad de México como a nivel de mar; tiene un alcance de 13,900 kilómetros, lo que le permite volar sin escalas a cualquier destino de los continentes Americano, Europeo, Africano en su región noroccidental, así como algunos de la parte oriental y occidental de Asia y de la parte oriental de Oceanía.
Consume hasta 20% menos combustible que otros aviones de su categoría.
Produce 60% menos contaminación sonora que aviones similares.
Cuenta con sistemas de navegación, aproximación y aterrizaje utilizando medios terrestres, satelitales y autónomos, que permiten la realización de rutas con mayor precisión y en toda condición atmosférica, con lo que se incrementa la seguridad y confiabilidad en la operación
Además, su fuselaje está construido principalmente de materiales compuestos (fibra de carbono) que ofrecen menor peso y mayor resistencia al desgaste y a la corrosión.
Su diseño aerodinámico disminuye el efecto de la turbulencia en vuelo. Está equipado con motores General Electric de última generación, diseñados para volar 20,000 horas o 16 años antes de su primera revisión mayor.
Y puede operar en la mayoría de los aeropuertos nacionales en los que se ha utilizado el “Presidente Juárez”.

(Con información de Excélsior)