México tiene un retraso de 50 años en arquitectura hospitalaria

México posee un retraso de medio siglo en el ámbito de la arquitectura hospitalaria, ante lo cual futuros proyectos de construcción de unidades médicas en el país deben contemplar superficies con una extensión suficiente que permita su expansión en el corto, mediano y largo plazo: UV

Redacción | 04-19-20 | 14:12

Xalapa, Ver.– Para Gloria Luz Sánchez Pulido, académica de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Veracruzana (UV), México posee un retraso de medio siglo en el ámbito de la arquitectura hospitalaria, ante lo cual futuros proyectos de construcción de unidades médicas en el país deben contemplar superficies con una extensión suficiente que permita su expansión en el corto, mediano y largo plazo.

Gloria Sánchez mencionó que la arquitectura hospitalaria responde a cubrir las necesidades del espacio dentro del sistema de salud, donde se pueden llevar a cabo las actividades biomédicas que atiendan los requerimientos de la sociedad.

Compartió que este sistema cuenta con tres niveles de atención. El primero se enfoca en la prevención, protección y detección temprana de enfermedades; el segundo, al diagnóstico y la hospitalización, y es en el que surge la cama hospitalaria; el tercero es el área de especialidad, que corresponde a patologías específicas que requieren una infraestructura determinada.

“El concepto de hospital se encuentra englobado en el segundo nivel de atención”, puntualizó.

La académica comentó que la arquitectura hospitalaria en el país responde a un sistema de salud nacional que se encuentra fragmentado en diversas instituciones públicas que brindan este servicio como el IMSS, el ISSSTE, la Sedena, Pemex y la Semar.

Declaró que ante la pandemia de Covid-19 que azota a México y al mundo, esta rama de la arquitectura toma importancia y nos confronta con una situación: el país tiene un sistema de salud que ya se encuentra colapsado.

Puntualizó que en la nación tenemos un atraso de más de 50 años en arquitectura hospitalaria, que la actual administración no tiene planeada ninguna obra nueva en este rubro, y por el momento sólo se actualizan proyectos inconclusos de gobiernos anteriores.

“La arquitectura hospitalaria en México pareciera ser de autor ya que no responde a muchas necesidades, y mucho menos se encuentra preparada para afrontar una pandemia”, enfatizó.

Gloria Sánchez mencionó que ante la problemática generada por el Covid-19, algunos países han construido hospitales temporales o han adecuado espacios públicos para que sirvan como tales, pero objetó que en México será complicado llevar a cabo estas acciones.

Explicó que los hospitales temporales deben estar al lado de unidades de salud bien equipadas, debido a todos los suministros e infraestructura que requieren como gases medicinales y generadores eléctricos de emergencia.

“A nivel nacional son pocas las unidades médicas que cuentan con un remanente en terreno donde se pueda instalar un hospital temporal, y que puedan brindarle los suministros necesarios”, aseveró.

Enunció que para afrontar esta pandemia, las autoridades de salud pueden hacer uso de espacios alternativos como aeropuertos, y habilitarlos como hospitales temporales.

“Los aeropuertos cuentan con dimensiones adecuadas y un sistema complejo de suministros que casi se equipara en complejidad con una unidad médica”, aseguró.

La catedrática declaró que los futuros proyectos de construcción de hospitales en el país requieren de una planeación urbana adecuada, que asigne a este lugar un terreno con dimensiones suficientes que permitan el crecimiento de la infraestructura en un lapso de tiempo que permita absorber transiciones epidemiológicas, así como el cambio demográfico de la población.

Declaró que la pirámide de edad en México ha sufrido cambios significativos y que actualmente existen más adultos mayores y se registran menos nacimientos que hace algunas décadas.

Compartió que al terminar la Segunda Guerra Mundial Alemania debió prepararse mucho en el ámbito de la arquitectura hospitalaria, por lo que este país cuenta con mucha teoría y ejemplos en este rubro que vale la pena voltear a ver.

La docente destacó que la Facultad de Arquitectura desde la década de 1980 se ha preocupado por instruir a sus estudiantes en la planeación de unidades médicas, y que incluso esta entidad académica cuenta con una línea de generación y aplicación del conocimiento en el ámbito.

“La pandemia de Covid-19 nos confronta en una nueva forma de ver la salud, y nos muestra la necesidad de trabajar en áreas de la arquitectura que aún no están conceptualizadas en el país”, concluyó.