Marchan en Xalapa colectivos de personas desaparecidas

“Este día no es de fiesta, es de lucha y protesta”, protestaban

Carlos Hernández | 05-10-19 | 14:40

Xalapa, Ver.- “¿Dónde están, dónde están, nuestros hijos dónde están”, reprocharon decenas de mujeres que buscan a sus hijos, padres, esposos, hermanos desaparecidos en Veracruz y que marcharon por las calles de Xalapa para exigir justicia, “este día no es de fiesta, es de lucha y protesta”.

La mujeres le recordaron al gobierno de Cuitláhuac García Jiménez, que existen más de 3 mil 600 personas desaparecidas en la entidad Veracruz.

En la avenida 20 de Noviembre, en Xalapa, colectivos familiares de personas desaparecidas marcharon desde el panteón Palo Verde hasta el Centro Histórico de la Capital y posteriormente continuaron su viacrusis al monumento a La Madre.

A su paso, exigieron justicia por los casos de desaparición en la entidad, la mayoría de ellos cometidos durante la administración del exgobernador priista de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, donde la Secretaría de Seguridad Pública a cargo de Arturo “Capitán Tormenta” Bermúdez Zurita, jugó un papel fundamental en la participación de desaparición personas al vincularlos con el crimen organizado.

En el viacrucis de más de 3.7 kilómetros, destacaron que jamás van a parar de buscar a sus hijos, esposos, padres y demás familiares que se encuentren desaparecidos.

Foto: Carlos Hernández

Durante la marcha participó una mujer que simuló ser privada de la libertad, le fueron maquillados golpes y heridas en el cuerpo, fue vendada y amordazada.

“Regrésenme a mi mamá”, se leía en la playera de una pequeña, que tímida ante las cámaras se refugiaba entre sus familiares que también marcharon en la exigencia de justicia.

El calor azotaba la Capital del Estado, pero no decaía en el ánimo de mujeres, hombres y niños que marcharon hasta la plaza Lerdo.

Allí recordaron a sus hijos cuando fueron por primera vez a la escuela y se separaron de los brazos de su madre, cada Navidad, Día de Reyes, cumpleaños y la felicidad de verlos al abrir sus regalos.

“Recordamos sus paseos, sus juegos y la convivencia con la familia y amigos, hoy el vacío que hay en nuestros corazones se aumenta con el paso de lo años y les gritamos nos den una señal. Y en la soledad les platicamos lo que está pasando con sus hijos y familia. Lo que hacemos de ir a buscarlos hasta rascar la tierra”, dijo María Antonieta Muñoz, quien busca a su hijo Guillermo Muños Roa, desaparecido el 16 de noviembre de 2011.

Luego de un breve lapso en plaza Lerdo, continuaron hasta el monumento a La Madre, reflejando el ánimo y la esperanza de encontrar a su familiar desaparecido, “hasta encontrarlos”.

Foto: Carlos Hernández