Libre de Proceso Penal Flavino Ríos

El exgobernador de Veracruz, Flavino Ríos Alvarado, fue exonerado de los delitos de incumplimiento de un deber legal y tráfico de influencias al ganar un amparo federal

Carlos Hernández | 03-15-19 | 12:08

Coatepec, Ver.- El exgobernador de Veracruz, Flavino Ríos Alvarado, fue exonerado de los delitos de incumplimiento de un deber legal y tráfico de influencias al ganar un amparo federal.

Entrevistado al salir de las salas de juicios orales, donde se celebró la audiencia con el Juez de Control del reclusorio de Pacho Viejo, Javier Hernández Lima, dijo que “por más que le busquen” no hay nada en su contra.

Ríos Alvarado fue imputado por supuestamente haber ayudado a Javier Duarte de prestarle un helicóptero para que huyera.

“Vivimos en un Estado de derecho, tenemos que confiar en nuestras autoridades, en el Poder Judicial, Estatal y en la Fiscalía. Obviamente a cualquier ciudadano le pueden imputar un delito, pero hay que demostrárselo”, dijo.

Precisó en que fue exonerado al cien por ciento, “ya fueron dos años y dos días -12 marzo 2017- superé cuestiones físicas, psicológicas, al decoro a la estigmatización, a la fama pública. Ya estoy trabajando en mi notaria y mi familia ya está tranquila”.

En ese sentido dijo no guardar resentimientos en contra de la Jueza, fiscales y Fiscalía General, “fue un asunto político comprado cien por ciento, es el riesgo de participar en la política”, justificó.

Ríos Alvarado expresó que está a punto de entrar en banca rota, debido a que se quedó dos años sin trabajo y que estuvo pagando a sus abogados.

Sostuvo que logró pagar a sus litigantes, ya que su esposa es muy ahorrativa, además de haber recibido el apoyo de su hija y algunos amigos.

Foto: Carlos Hernández

Empezar de nuevo

Flavia Ríos dijo sentirse tranquilo y listo para “empezar de nuevo”.

Sin embargo, lamentó que el exgobernador de Veracruz, el panista perredista Miguel Ángel Yunes Linares lo haya perseguido políticamente.

“Me imputó, me juzgó, me condenó, me sentenció, pero aquí estoy. Me estigmatizó ante la opinión pública, hizo creer que yo había cometido delitos, pero afortunadamente la justicia federal resolvió que no hay delito”.

Por otra parte, rechazó tener algún lazo de amistad al exgobernador de Veracruz e interno del reclusorio Norte de la Coudad de México, Javier Duarte de Ochoa, por lo contrario, aseguro que aceptó ser secretario de educación, después de haber sido diputado para ayudarlo, y luego secretario de gobierno, “pero él nunca me pidió nada indebido ni nada ilegal, eso sí lo puedo afirmar”.