La Villa de Xalapa, casi un cuarto de milenio de historia

Redacción | 01-28-16 | 22:42

En este 2016, Xalapa, la capital veracruzana, cumple 225 años de haber sido reconocida como villa. Cuentan los historiadores, como Vicente Espino Jara, que fue en 1791 cuando obtuvo las cédulas reales que le dieron dicho título y el escudo de armas que hoy conocemos.
Por tal razón, esta semana, se efectuó el primer encuentro Memoria de Xalapa, un intento por rescatar lo que en este casi primer cuarto de milenio se ha hecho en materia religiosa, arquitectónica, educativa y cultural.
Recordemos que es en esta ciudad donde nació el estridentimo, un movimiento interdisciplinario cuyo padre fue Manuel Maples Arce, secundado por grandes artistas y literatos como Ramón Alva de la Canal, Leopoldo Méndez y Fermín Revueltas, por mencionar sólo a algunos, por lo que fuimos llamados Estridentópolis.
Hemos sido cuna independentista, revolucionaria y agraria; tierra de grandes pensadores y escritores como Sergio Galindo.
Y aún con los bemoles que hoy enfrentamos con el tráfico vehicular y nuestros problemas ambientales, seguimos siendo reconocidos como una ciudad cultural. La historia de México está entrelazada a la de Xalapa y, por eso, no la podemos perder.
Precisamente este miércoles, el Ayuntamiento de Xalapa cerró la convocatoria a aspirantes a cronistas de la ciudad, quienes deberán ser oriundo o bien residentes de por lo menos una década, además de gozar de prestigio histórico y cultural.
La terna será presentada en la próxima sesión de cabildo, a efectuarse la noche de este viernes 29, y ahí se habrá de elegir a quien será el o la responsable de llevar el registro cronológico de los sucesos notables; elaborar una monografía sobre Xalapa y compilar tradiciones, leyendas y crónicas; levantar un inventario de monumentos arqueológicos, artísticos e históricos; elaborar el calendario cívico municipal, y participar en eventos culturales, académicos y conferencias para promover la historia del municipio.
Si bien el Ayuntamiento ya le cantó las golondrinas a José Zaydén, un grupo de masones, encabezados por Luis Alberto García Leyton, intenta presionar al alcalde Américo Zúñiga Martínez, para que lo ratifique.
Leyton fue gran maestro de la Gran Logia Unidad Mexicana pero, dado el protagonismo e intereses partidistas que tenía, no fue reelecto y lo acusaron incluso de usurpar dicho cargo. Después formó su propio movimiento, el Movimiento Liberal Mexicano, con miras a ser una asociación política estatal.
Tal parece que no quita el dedo del renglón, pues ahora a través de la figura del cronista, quiere empezar a ganar posiciones dentro del ayuntamiento capitalino: ¿se lo permitirán?
@YamiriRodríguez