La Guardia Nacional y el Compayito

Redacción | 07-01-19 | 18:38

Los Políticos

Salvador Muñoz

Cuando me dijo que iba a presentar un exhorto para que se evitara el acceso por la frontera sur del país de “ganado ilegal”, le solté la pregunta, en tono de broma, con algo de escepticismo: “¿Vas a pedir que la Guardia Nacional lo haga?”. Su respuesta fue un “¡Sí!”… creo que vio la sorpresa en mi cara y me explicó la importancia de la ganadería en la economía de nuestro país y el hecho de que no tengamos bloqueos sanitarios por los protocolos que se tienen al respecto para la exportación a Estados Unidos de semovientes; y me platicó los otros escenarios: que un animal proveniente de otro país de manera ilegal, no cumpliera con las medidas sanitarias y propagara alguna enfermedad en el país o ya estando en el extranjero, eso nos cerraría las puertas y acabaría con la ganadería en México… en pocas palabras, me hablaba de un asunto de Seguridad Nacional…

Juan Carlos Molina Palacios ya no pasó a Tribuna… fallas en el sistema eléctrico en el Congreso local hicieron que se suspendiera la Sesión, y el anteproyecto de acuerdo que pretendía subir el diputado independiente, ya no se dio… todo esto fue el jueves 20 de junio.

No recuerdo si fue esa tarde o el viernes, pero intercambiando “whatsapps”, me comentaba Molina Palacios que iba a ir al Congreso de la Unión… su idea, exponer el problema de este tráfico ilegal de ganado centroamericano, que una vez pisando tierra azteca, por arte de magia aparecían aretes, permisos, papeles y luz verde para que en un dos por tres, fueran convertidos en animales mexicas para transitar por el país sin que nadie les ponga “peros”.

El martes 25 de junio, representando a ganaderos no sólo de Veracruz, sino de la región sureste del país, el diputado Juan Carlos Molina habló ante la Comisión de Ganadería del Congreso de la Unión del problema que desde el 2017 o si no es que antes, se viene dando, así como las potenciales consecuencias al sector pecuario, si no se atendía…

Mientras tanto, para esos momentos, estados como Tabasco y Campeche retomaban en sus Congresos el exhorto del diputado Molina Palacios.

El miércoles 26 de junio, el senador Jorge Carlos Ramírez Marín subía a Tribuna ¡retomando el tema del diputado y haciendo eco a la demanda de los ganaderos del país! Urgía la detención del flujo de ganado ilegal que proviene de Centroamérica, que entra al país por Chiapas y Tabasco, sin permisos y sin requisitos sanitarios pues “se pone en riesgo la salud animal de enfermedades que han sido erradicadas en nuestro país; y aumenta el riesgo de perder los estatus sanitarios para la exportación a diferentes países. Además se pone en riesgo la salud de los mexicanos, y la economía de miles de familias que viven de esta actividad… es este un asunto de interés nacional, por lo que se solicita que la Guardia Nacional evite la entrada de ganado de Centroamérica”.

En la pasada sesión del Congreso local, Juan Carlos Molina dio cuenta de lo que había hecho, cuando una semana antes, no pudo pasar a Tribuna “por falta de luz” en el Palacio de Encanto y pidió a los diputados de todas las bancadas a que se unieran a ese exhorto por el bien de México: PAN, Morena, PRI-Ver, Lado Correcto de la Historia así como PRD-Movimiento Ciudadano, se unieron a la demanda del diputado…

El viernes 28, David Monreal Avila, coordinador nacional de Ganadería de la Sader (Antes Sagarpa), a través de su cuenta de Facebook, anunciaba que la Guardia Nacional “vigilará la frontera sur para evitar la entrada ilegal de ganado centroamericano. De este modo tendremos mayor control sanitario y una competencia equitativa en el mercado interno”.

Pueden decir lo que quieran de Molina Palacios, pero el tesón que le puso a una demanda del sector ganadero nacional, no sólo veracruzano, lo llevó a las más altas esferas de la política, no sólo en el Altiplano, sino en la región sureste y parte del norte del país, y si me apuran, hasta allende el Suchiate, donde llamó la atención de otros países fronterizos, porque si el tráfico ilegal de ganado es un problema para México, igual lo es para los vecinos.

¡Ojo! políticamente, el resultado que obtuvo el diputado independiente opaca “el trabajo” de muchos otros, y será inevitable los ataques que traten de que este logro de corte nacional que hace un legislador local, no se vea, no se sienta, no se crea… aunque sea cierto: La Guardia Nacional sí vigilará que no pase ganado ilegal a México por ser un tema con carácter de Seguridad Nacional, aunque suene redundante.

smcainito@gmail.com