Juan Vergel: no me voy a rendir

Redacción | 02-18-21 | 21:49

Prosa aprisa
Arturo Reyes Isidoro
Es de los pocos militantes de Morena, al menos en mi experiencia, con el que se puede dialogar en forma abierta.

Juan Vergel Pacheco aspira a la presidencia municipal de Xalapa. Lo guía una frase de Babe Ruth, el legendario beisbolista de Estados Unidos, y que suele repetir el presidente Andrés Manuel López Obrador: “Es difícil (o: nopuedes) vencer a una persona que nunca se rinde”.
Él no cree, firmemente, que la candidatura a la alcaldía de la capital del Estado, de su partido, ya está decidida.

Todos los días, desde hace ya varios meses, sale a recorrer la ciudad, a
reunirse no solo con los militantes de su partido, sino con ciudadanos de
los más diversos sectores.
Me afirma que tiene muy buena respuesta de sus correligionarios de
partido, “si no, no me seguiría moviendo. Más allá de mi interés personal,
trato de ser objetivo, la gente me dice: adelante”.
Su trabajo tiene ahora como objetivo ganar la encuesta, tanto de
reconocimiento como de aceptación, que hará no la dirigencia estatal, que
ni siquiera tiene presidente, sino la Dirección nacional.
Me explica los dos conceptos con ejemplos: Porfirio Muñoz Ledo ganó la
encuesta de reconocimiento por su edad y su larga trayectoria, Mario
Delgado, la de aceptación. Él trata de ganar las dos.
Su partido realiza ahora la encuesta para definir los candidatos a
diputados federales que, contra todo lo que se dice, me afirma, tampoco
están decididos. Serán quienes ganen la consulta interna.
Espera que las encuestas para definir candidatos a diputados locales y
presidentes municipales se hagan a partir de los primeros días de marzo.
Por eso, me dice, su actividad y su activismo.
Le pregunto entonces si él considera que no se puede dar ya como
candidato al senador Ricardo Ahued. Me responde que cree que está
valorando qué tanto puede hacer. Me comenta que le llama la atención
que todavía no haya pedido licencia.

Pero expresa respeto por él. Recuerda que el proceso es abierto y que él,
como Babe Ruth y como el presidente, no se va a rendir.
Miscelánea de fin de semana
Pido, ayer, que me surtan gas doméstico, y la respuesta es: sí, pero ya
subió de precio. ¡Chin! Y nos dijeron que íbamos a estar mejor.
Llamó ayer el presidente Andrés Manuel López Obrador a la población a
ahorrar energía eléctrica reduciendo el consumo entre seis de la tarde y
las once de la noche. Hubiera empezando poniendo el ejemplo,
anunciando que por la noche apagarían las luces del Palacio Nacional.
Si el gobernador pensara de verdad en lo mejor para Veracruz, la actitud
que asumió el miércoles por la noche, reuniéndose con empresarios en
Orizaba para hablar de inversiones, debiera ser su normalidad.
Luego del coraje que hizo por el jalón de orejas de la Secretaria de
Gobernación, ya calmado y sin la presencia del secretario de Gobierno,
comentó la inversión federal en el Corredor Interoceánico del Istmo de
Tehuantepec y estrategias de su administración para tratar de reactivar la
economía.
Nombraron como nuevo titular de Comunicación Social de la Fiscalía
General del Estado a Mario Lozano Carbonel, un compañero con muchos
años en los medios electrónicos y alguna vez en el Congreso del Estado.
Experiencia tiene, pero si su jefa, la señora Hernández Giadáns, no lo
apoya y no se deja ayudar, de nada va a servir el cambio.
Se ignoraba que la señora Rosa Borunda, esposa del exgobernador Fidel
Herrera Beltrán, viviera en Xalapa. Ya ofreció que va a salir a votar el 6 de
junio por Ricardo Ahued, pero no por Morena. Su asomo en las redes
sociales desató una serie de reacciones, muchas no favorables a su
persona, así como especulaciones sobre el papel de su esposo, que,
aunque delicado de salud, todos saben que no está quieto. En ocasión
anterior ella había expresado su simpatía y apoyo por Carlos Aceves
Amezcua, ahora en la directiva del PRI estatal.
A quienes leyeron la carta que el abogado general de la Universidad
Veracruzana, Alberto Islas, hizo circular para anunciar su separación de la
casa de estudios y su adhesión al proyecto del senador Ricardo Ahued,
llamó la atención lo que consideraron una indiscreción. Y es que ahí, se
supone que por presumir, hace saber de los litigios que le ha llevado,

concretamente sobre los inmuebles de Lázaro Cárdenas, Revolución y
Clavijero, lo que consideran que viola la confidencialidad que debe existir
entre el cliente y su abogado.
La Auditora Superior del ORFIS Veracruz, Delia González Cobos, en su
comparecencia ayer ante la Comisión de Vigilancia de la LXV Legislatura,
mencionó que el Órgano obtuvo la Certificación en la ISO 37001 relativa al
Sistema de Gestión Antisoborno. Explicó que esa certificación da
seguridad a la sociedad de que la función del ORFIS se encuentra blindada
contra actos de corrupción, ya que la efectúan servidoras y servidores
públicos profesionales, íntegros, que han sido evaluados conforme a
normas de la más alta calidad.
No se duda. Ahora el personal tiene que hacer valer ese reconocimiento.
Pero apenas ha empezado su gestión. Si puede afirmar lo mismo cuando
concluya, será un gran logro y de todo reconocimiento. Hasta donde tengo
entendido, esta funcionaria, oriunda de Ángel R. Cabada, trata de hacer
bien las cosas. Espero con interés su informe sobre la Cuenta Pública
2019.
En política, en la toma de decisiones, los que saben les recuerdan a los que
deciden que el bolsillo es sagrado, esto es, que no se trate de afectar a los
contribuyentes con más impuestos porque el costo puede ser un voto de
castigo en la próxima elección. Otros, en lugar del bolsillo, dicen que la
mesa de cada hogar es sagrada, o sea, que si le tocan su ingreso al
contribuyente habrá menos pan en la mesa.
A casi 100 días de las elecciones, ayer en la Ciudad de México muchos
negocios empezaron a informar a sus clientes que por reducción de
consumo de gas escasearán tortillas y pan fresco, del día, o sea, aunque
por otra causa, habrá menos pan en la mesa. Las circunstancias, siempre
imprevistas, pueden pegar a Morena y a sus candidatos.
Falleció ayer en el puerto de Veracruz la señora Alicia Nava Zurita, esposa
del subdirector de Notiver, Raúl Olivares. Al compañero, mi abrazo
solidario. A la familia Notiver, mis condolencias.