«Indignación y dolor ante desapariciones forzadas de nuestros jóvenes»: Héctor Yunes

Redacción | 01-17-16 | 20:11

El senador Héctor Yunes Landa destaca en su artículo semanal que es «indignante que se sigan produciendo desapariciones forzadas con la presunta complicidad y participación de servidores públicos».

Asimismo, destaca que las familias veracruzanas «deben sentirse protegidas y nunca amenazadas, mucho menos por los cuerpos policiacos».

Plantea que «es urgente emplear toda la fuerza del Estado para determinar claramente lo sucedido hasta lograr que se haga justicia; pero lo más importante es recuperar a los jóvenes desaparecidos para que vuelvan inmediatamente con sus familiares».

Para el senador es «imprescindible aplicar el máximo esfuerzo y la atención de estos asuntos que lastiman a la sociedad y castigar con todo el peso de la ley y de manera ejemplar a todos los involucrados en la desaparición de los jóvenes veracruzanos, que continúan siendo víctimas de la descomposición social e institucional».

Dice que si bien es de destacarse las acciones coordinadas con la Marina Armada de México, el Ejército, la Procuraduría General de Justicia, la Policía Federal y el CISEN, con la finalidad de resolver lo antes posible este caso y dar con el paradero de estos jóvenes; sus familias exigen información puntual e inmediata de los avances de dichas investigaciones.

Plantea que «la sociedad veracruzana merece vivir en paz, sin miedo, sin dolor y sin que los delitos queden impunes, de ahí la necesidad de realizar una transformación profunda de los cuerpos y sistemas de seguridad pública. Sin duda urge mejorar los mecanismos de prevención para que no existan más desapariciones forzadas y aumente el respeto de ciudadanos y servidores públicos por el Estado de Derecho. Este es el Veracruz que merecemos todos los veracruzanos y que debemos empeñarnos hasta lograrlo».

Héctor Yunes expone que no debemos bajar la guardia. Por el contrario, «necesitamos unir esfuerzos Ciudadanía y Gobierno hasta extirpar este cáncer de nuestra sociedad. Es indispensable trabajar unidos para aumentar la seguridad y reducir la impunidad. Toda mala acción debe tener consecuencias jurídicas y sociales, todo delito debe tener su castigo sin contemplaciones».

Finalemente, acota: «Estoy seguro que juntos, Sociedad y Gobierno, vamos a lograr erradicar de Veracruz la violencia y la impunidad. Todo aquel ciudadano que viole la Ley deberá ser castigado; más aún si se trata de un servidor público, que debe estar para servir a la sociedad, cuidar el patrimonio y la seguridad de todos los veracruzanos. En esto no habrá ninguna consideración: No importarán colores ni siglas partidistas. Hay que aplicar todo el peso de la Ley y absolutamente toda la fuerza del Estado».