En seis meses Veracruz no levanta, va en picada

Valeria Marcial | 06-13-19 | 01:00

Matices Políticos

Valeria Marcial

Veracruz vive su peor crisis en materia de Seguridad. Hace unos meses los veracruzanos pensábamos que no nos podía ir peor. Javier Duarte fue un mal gobernante que engordó los bolsillos de él, familia y amigos. De Miguel Ángel Yunes Linares #sedice hizo negocios con unos cuantos, sin embargo el tiempo en su administración fue muy corto. Dos años no alcanzaron para poner orden en el caos del monstruo llamado Gobierno Estatal.

Pero llegó Cuitláhuac García y aunque sabíamos que sería malo, ganó. Ganó debido al efecto AMLO y el voto en cascada. Ganó gracias al hartazgo de la población y las acciones de corrupción que se ventilaron por parte de los políticos ya encumbrados en el poder.

PRI, PAN, PRD, Movimiento Ciudadano, el fracasado PVEM y Panal, habían dado cátedra de cómo ordeñar a un país sin lograr que los ciudadanos se sientan verdaderamente satisfechos con sus gobernantes. La pobreza va en aumento. El desempleo en sus más altos índices; el crecimiento y desarrollo económico, por los suelos.

Siempre hemos escuchado que la política es un asco. Que los políticos son corruptos. Creo que no todos. Día con día, como mantra, en la Cuarta Transformación gritan que no son corruptos. Pero en Veracruz se rentan y compran patrullas con las más claras evidencias de corrupción. En Veracruz el sistema de salud también está colapsado, el propio secretario reconoció que no se tiene abasto total de medicamentos.

Pero aun – porque me tocó padecerlo- los doctores engañan a los pacientes con falsas esperanzas y solo hacen más larga y cruda la agonía de quienes tienen algún problema de salud.

En Veracruz la Cuarta Transformación ha colocado a los familiares en diversos puestos claves. El más claro ejemplo es Rosalinda Galindo Silva, esposo, hijas y demás familia, todos tienen trabajo con cargo a los impuestos de los veracruzanos. ¡Qué bonitos!

El gobierno de Cuitláhuac García Jiménez está más interesado en tumbar a los opositores. Morena se hizo para arrebatar y gobernar en la plenitud del pinche poder. Y no es que naciera un partido noble que con el paso de los meses agarró malicia. Morena está lleno de políticos de baja calaña. Ruines y perversos que un día dejaron otros partidos, porque ya no les cumplían o satisfacían sus caprichos y ambiciones. Pero es un partido con noble espíritu e ideales. Lástima que no los pongan en marcha esas palabras que les predicó su creador.

Veracruz atraviesa por una crisis de gobernabilidad… a causa de la falta de visión y políticas públicas de un gobierno con funcionarios improvisados, hambrientos de poder y dinero.

Si bien Morena ha sumado aliados que transitaron en la administración de Miguel Ángel Yunes Linares y Javier Duarte de Ochoa, ninguno de ellos, tiene la conciencia tranquila. 

El actual gobierno ha hecho pacto con empresas de medios de comunicación, sin embargo aún falta que les cumplan. Pero los que se la jugaron, también tienen el alma en un hilo, porque cuando se llega al poder muchos olvidan quien los cargó para tomar el timón en campaña, cuando ni rumbo tenían.

Veracruz no tiene rumbo. Veracruz es gris. Veracruz está en quiebra. Veracruz no tiene gobernantes, tiene un títere.

Duro golpe a la libertad de expresión en Veracruz. Preocupante que no se tengan condiciones para el ejercicio del periodismo, de nuevo, en la entidad. Ojala que Marcos Miranda Cogco, nos lo regresen con vida. No somos ajenos a la tragedia y dolor de los desaparecidos.

Ojala, por el bien de la Cuarta Transformación, el gobernador sea humilde y se rodeé de un buen equipo de asesores y secretarios. Deje de lado su grupo de choque  y porros, para que nos vaya bien. Seis meses han transcurrido y Veracruz va en picada.

@ValeriaMarcial