El divorcio

Redacción | 02-06-20 | 22:26

Prosa aprisa
Arturo Reyes Isidoro


De modo que Javier Duarte y Karime Macías se divorciaron hace poco
más de tres meses.
Lo que pudo ser un escándalo entre la sociedad fifí, en la llamada
prensa rosa, trasciende a los ámbitos político y legal por la
circunstancia en la que se encuentran los dos: uno preso en México, la
otra sujeta a juicio en Londres.
El divorcio de un matrimonio corresponde a la vida privada de las
personas, pero en su caso son figuras públicas acusados de varios
delitos que dieron pie a la ruina económica de Veracruz.
Una pregunta es si Duarte ya advertía que su situación legal se
complicaría al ya no tener la protección de Enrique Peña Nieto, como
se le ha complicado, ante lo que decidió actuar para tratar de librar a
su mujer.
¿Se separaron legalmente porque finalmente se acabó el amor? Nadie
lo cree. Todas las opiniones que escuché, confirmada la noticia, es
que se trata de una táctica para tratar de protegerla a ella y a sus
hijos.
Karime lo apoyó en las buenas y en las malas
Algo que se le tiene que reconocer a Karime es que en ningún
momento, una vez que él cayó en desgracia política, lo desconoció.
Por el contrario, lo apoyó no solo huyendo con él sino ayudándolo a
esconderse.
Incluso como su esposa y él el padre de sus tres hijos, lo prefirió a sus
familiares, por los que pudo optar y desconocer al ya para entonces
exgobernador en situación comprometida.
La primera vez que él fue llamado a declarar en 2016 ante la entonces
Procuraduría General de la República, todavía en funciones y en
privado porque aún contaba con la protección presidencial, fue citado

junto con su esposa y toda la familia de ella, presuntamente
involucrada acusados de diversos delitos.
En esa ocasión viajaron temprano de Xalapa a la Ciudad de México en
un avión del Gobierno del Estado y regresaron por la tarde luego de
que se habían pasado gran parte en el banquillo de los acusados.
Cuando bajaron del avión en El Lencero, Duarte hizo señas para que
se acercara una camioneta de lujo e invitó a su suegra, Virginia Tubilla
Letayf, a subirse. En respuesta, furiosa, ella se la rementoteó y
olvidándose de que se trataba del gobernador, delante de varios
testigos lo sermoneó.
“¡Hijo de tal por cuál, tú nos metiste en esto. Por tú culpa pasamos hoy
por todo esto y sufrimos la humillación de ir como delincuentes. Qué
vergüenza para nosotros!”, le espetó, entre otras cosas. Ella se retiró
en otro vehículo. Un escolta de él que presenció y escuchó todo
comentó lo sucedido.
Karime pudo haberse ido en ese momento con su familia, pero se
quedó con su esposo. La historia que siguió es muy conocida. El día
que lo detuvieron en Guatemala ella estaba con él y mientras lo
llevaban a prisión ella viajó a Bogotá, Colombia, con sus hijos, de paso
hacia Londres donde vive ahora bajo vigilancia policiaca. En
noviembre próximo se sabrá si la extraditan a México.
¿De dónde sacan tanto dinero?
Para el ciudadano común llama la atención de dónde sacan tantos
recursos económicos para la defensa legal de ambos y para pagar la
estancia de ella en Londres, que se cotiza en libras esterlinas y
peniques.
Dentro de dos meses hará ya tres años que está detenido y cualquiera
que esté bajo proceso penal sabe lo que cobra un buen bufete de
abogados, que un juicio es una tragadera de dinero, y que la situación
de un interno se vuelve insostenible si aparte la familia emigra ya no a
otro país sino a otra ciudad o a otro Estado.
Apenas a inicio de año, cuando él esperaba que le otorgaran el
beneficio de la prisión domiciliaria, el juez del caso se lo negó

arguyendo que alguien que tenía para sostener a su familia en Europa
tenía también recursos para poder huir.
Ahora que se acaba de confirmar la noticia del divorcio, el domingo
pasado, no dejó de llamar la atención el monto de la pensión
alimenticia que se acordó y que él no tuvo reparo en otorgar: 180 mil
pesos mensuales.
¿Quién del común tiene tanto dinero para pagar tal cantidad? En
cualquier ciudad del Estado a diario sabemos de pleitos legales por la
demanda de una pensión alimenticia, ella a tratar de sacarle lo que
más pueda, él de que le quiten lo menos posible. Pero salvo casos de
multimillonarios, nadie tiene para pagar una pensión tan alta.
¿Qué ve venir, qué supo, de qué lo previnieron sus abogados para
que se apresurara a legalizar su divorcio? Sin duda, no debió haber
sido una buena noticia.
La UIF va ahora contra ella
Y si nos atenemos a lo que publicó el diario Reforma el domingo
pasado, no solo no es buena sino que se trata de muy mala noticia: la
Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda tiene
lista ya una denuncia contra ella por el desvío de 228 millones de
pesos, el doble de lo que la acusó la Fiscalía estatal, entonces a cargo
de Jorge Winckler, por 112 millones de pesos, denuncia por la que se
solicitó una orden de aprehensión en su contra y la extradición del
Reino Unido.
Sin la protección de Peña Nieto presidente, han quedado solos y
abandonados a su suerte. El presidente López Obrador aclaró ya que
no habrá ninguna negociación con él. Cuando les finquen más cargos
y él sepa que va a estar en la sombra más años de los que esperaba,
dolido porque a quienes benefició los han dejado solos, en desquite va
a embarrarlos. Ya lo hizo con el propio Peña Nieto al que acusó en
septiembre pasado de usarlo “para cubrir sus escándalos” Habremos
de ver llover mucho lodo. Yunes, quien los persiguió, ganó la partida.
Reconocen al Conalep Veracruz por excelencia académica
Pues sí, hay quienes se salvan. En columnas pasadas destaqué la
excelente funcionaria que es la directora del IVEC, Silvia Alejandre

Prado, y ahora me ocupo de otro que salva a la administración
cuitlahuista.
Guillermo Arévalo Owseykoff, director general del Conalep en
Veracruz, recibió a inicios de semana en la Ciudad de México el «Título
Honorífico de Educador Internacional de Excelencia», que otorga el
Conalep nacional. De acuerdo a la presea, le reconocen su
compromiso con la excelencia educativa, lo que no es menor.
Lo avalan los resultados: el año pasado, un grupo de alumnos del
Conalep Veracruz ganó el Premio Nacional de Robótica con el que se
hicieron merecedores a representar a México en Japón en julio
próximo, mientras que un docente del organismo representará a
Latinoamérica en Australia con un proyecto de siembra con drones. De
paso, llevarán hasta lo alto en el extranjero el nombre de Veracruz.
En el área administrativa tiene logros también, como la obtención y
escrituración del terreno del plantel de Vega de Alatorre, gestión que
llevaba años, e igual está a punto de lograr lo mismo en el municipio
de Córdoba. Y estudiantes y sus padres le reconocen su impulso al
deporte y las artes. De los aciertos de Cuitláhuac.