Doña Beatriz, el reflejo

Redacción | 02-08-19 | 10:53

Los Políticos

Salvador Muñoz

La reacción de la señora Beatriz Gutiérrez de López a su “desliz mamario”, está lejos de la inteligencia que presumen quienes la admiran, y cerca de la intolerancia de quienes no están entendiendo en este momento, su papel en la historia que dicen, están dispuestos a cambiar.

Busqué directo el video en el canal de TV UAN y lo único alterado que hay tras repetir una y otra vez el minuto 4:50, es el comportamiento de Gutiérrez de López, porque es claro que tuvo un Lapsus Linguae, de ésos que ya hemos platicado y en los que ha incurrido no sólo Cuitláhuac García, el mismo López Obrador o Enrique Peña Nieto (no dos veces, menos, más de cinco)… ¡vamos! en pocas palabras, todos somos propensos o pro-mensos a incurrir en ello… por ejemplo, en “Aunque duela”, programa de “Al Calor Político”, al referirnos al enriquecimiento del dirigente petrolero, en lugar de decir “Carlos Romero”, dije “Enrique Romero” y Yamiri Rodríguez me respondió con la broma de que a lo mejor no llegaba a tanta la riqueza del ex perredista mendocino… tuve que contestarle que me dio tanta vergüenza equivocarme que en lugar de ponerme “colorado” ¡me puse “moreno”!

¡Exacto! Imaginen que Gutiérrez de López, en lugar de decir que alteraron el video, hubiera ofrecido disculpas por salir con “un Mamado”, que no con “una Mamada”… o referir que los versos de Nervo son tan fuertes, que llegan al grado de “Mamados”… no sé… allí yo creo que se hubiera visto el talante de Gutiérrez de López aceptando que se resbaló, como usted, como yo, como todos alguna vez o muchas, en la vida… pero opta por mantener ese aire de superioridad moral en el que flotan muchos que no están entendiendo en este momento, su papel en la historia que dicen, están dispuestos a cambiar… algunos seguidores y representantes populares de Morena son prueba de ello.

Al menos en Veracruz, los seguidores de Morena y por ende, de sus representantes, creen que quien los critica, tiene un fin mezquino contra ellos. Pongo un ejemplo: como xalapeño, tengo dos diputadas locales, dos federales, un presidente municipal y por causas de fuerza mayor, el Gobernador, todos emanados de Morena.

De los cuatro legisladores de Morena, sólo hay una que destaca entre ellos y lamentablemente no es por una brillante actuación, sino por lo peligrosa que es cuando tiende a externar sus ideas, las que al final, se magnifican… ideotas…

Del resto, pasan desapercibidos de no ser porque por allí sigan cortando listones de obritas municipales acompañando a Cuitláhuac García Jiménez, “el Gobernador de Xalapa”. Vamos, Rafael Hernández Villalpando, un tipo de suma talentoso, ha sido envuelto en esta pasividad chicha con la que “gobierna” Morena, que de talentoso pasa a Ta-lentoso. Y así han de estar las cosas que hoy pude recordar el nombre de la suplente de Daniela Griego después de que a la ahora directora del IPE le tumbaran la curul federal… ¿usted lo recuerda? ¡Piense! Le doy de aquí hasta el punto final de esta oración.

Claudia Tello Espinoza. Si usted ha oído algo de ella, ¡bien! en mi caso, ni fu ni fa. Hipólito es para muchos, la gran decepción. Tuve oportunidad de estar en tres reuniones con él, y su entusiasmo que embargaba a quienes lo escuchaban, en lapso de un año, se vino abajo.

En el caso de Cuitláhuac García Jiménez, mucho tienen de razón quienes dicen que apenas lleva dos meses de Gobierno… de acuerdo, pero deja mucho que desear una persona, un político, un gobernante, que apenas está trazando su plan de desarrollo cuando tuvo mínimo cuatro meses para hacerlo previo a su toma de protesta… si bien tiene seis años de mandato, el tiempo es oro. Era para que desde el primer día de diciembre tuviera la estrategia bien definida… ¡más trabajo y menos sabadaba!

No todo es malo en Morena… hay uno que es increíble la forma tan en serio que asume su papel como representante popular, lo mismo en su escaño que atendiendo a la gente en sus oficinas o hasta en la misma calle, donde siempre escucha con mucha educación y respeto al ciudadano… ¡incapaz de salir con un “si no puede con eso, ponga su renuncia”. Ricardo Ahued Bardahuil, senador, salva a Morena con su trabajo.

A qué voy con ello… al menos en lo que me circunscribe en mi vida cotidiana, estoy rodeado de morenos, son ellos los que llevan la batuta, y son objeto por ello de la observancia. ¡Y ojo! porque a diferencia de quizás los últimos seis años, donde parecía manda que a cada rato tuviéramos elecciones, pasarán tres años al menos en Veracruz, donde el partido en el poder, de un modo u otro, estará bajo la crítica tanto de quienes sin colores ni dogmas, le dieron la confianza, como de los que no. Por supuesto, en estas críticas habrá de todo, de chile, de dulce y de mole… y si tiene saliva Morena, se las tendrá que tragar… ¿por qué? insisto, está en el poder y debe actuar entonces, en consecuencia, asumiendo la responsabilidad conferida, pero no como la señora Gutiérrez de López, incapaz de aceptar un yerro, lo que sólo refleja la intolerancia de algunas de nuestras autoridades, eso sí, sean de Morena, del PAN, del PRI, o el que sea… porque si Fernando Yunes es capaz de decir “no tengo que pedir permiso”, pues cuantimás doña Beatriz podría decir: “No tengo porqué aceptar mis errores”.

smcainito@gmail.com

Matices Políticos no es responsable del contenido de éste artículo. El texto es opinión propia del autor.