“Desprecio” federal, ante inseguridad: Ahued

Redacción | 04-25-19 | 14:17

Prosa aprisa

Arturo Reyes Isidoro

Con índice de fuego, como pocas veces en la historia del país un
legislador por Veracruz ha hecho una denuncia en la más alta tribuna,
la Cámara alta del Congreso de la Unión, Ricardo Ahued Bardahuil
señaló que en el gabinete del gobierno de Andrés Manuel López
Obrador, no obstante su condición de senador, lo tratan con desprecio
cuando les llama para una reunión de urgencia del tema de seguridad.
“No hay quien nos conteste”.

Con una valentía inusitada, haciendo a un lado intereses partidistas y
pensando en Veracruz y sus habitantes, el legislador puso los puntos
sobre las íes en el tema de violencia e inseguridad en el Estado y así
como defendió al presidente y al gobernador Cuitláhuac García
Jiménez, también reconoció en voz alta y con todas sus letras, sin
ningún reparo, que los veracruzanos “están aterrorizados”. “Yo no vine
a tapar nada de lo que pasa en Veracruz”.

El exalcalde de Xalapa e integrante del grupo parlamentario del partido
Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) intervino en la sesión
del martes del Senado de la República luego de que el problema de la
inseguridad en Veracruz tras la masacre en Minatitlán escaló tanto a la
Cámara de Diputados como a la de Senadores y provocó
enfrentamientos entre legisladores panistas y morenistas así como
críticas de los senadores veracruzanos Indira Rosales San Román y
Julen Rementería del Puerto, del PAN, escamuzas verbales en las que
también participaron sus homólogas Gloria Sánchez Hernández y
Claudia Esther Balderas Espinoza, de Morena.

Aunque su intervención inicialmente fue para solicitarle al presidente
de la mesa directiva del Senado, Matí Batres Guadarrama, buscar una
reunión de trabajo con el secretario de Seguridad Pública del gobierno
federal, Alfonso Durazo Montaño, para tratar con él el problema que se
vive en Veracruz, sustentó su solicitud pintando el terrible panorama
que ensombrece a la entidad.

Dirigiéndose en especial a los senadores veracruzanos, dijo que el
tema debía ser tomado con toda seriedad por “las desgracias” que viven los deudos. Les demandó “acceder” a una plática seria,
constructiva, en otro nivel, con el secretario Durazo “para abonar y
ayudar”. Les pidió no seguir ofendiendo ni culpando. “El país está
ensangrentado y pudiéramos seguir ofendiendo, que si tiene la culpa
una administración, que si viene decayendo otra, y por los muertos no
se vale que estemos en este escenario de echar culpas”, les reprochó.
“Veracruz está en México y México está ensangrentado”, recordó y
expresó que lo que hicieron los demás se está heredando, “es lógico”,
pero pidió ir viendo hacia el frente.

Los veracruzanos, “aterrorizados” Dirigiéndose a todos los senadores, les dijo que si los invita a Coatzacoalcos, “y hablo por los veracruzanos que votaron por mi, están aterrorizados. Si van al norte, también. Eso no lo vamos a ocultar”, aunque defendió que el gobierno de Cuitláhuac García
Jiménez “está haciendo un gran esfuerzo con todo lo que está a su
alcance, tampoco lo podemos escatimar”. Mencionó que recibió un
gobierno sin recursos, sin patrullas, con la policía desarticulada y “con
una serie de problemas”.

Les demandó a los legisladores veracruzanos ayudar al gobernador,
“que sí se está fajando en el tema de seguridad” y dijo que él no lo
culpa ni al presidente por algo que es responsabilidad de todos. Les
reprochó entonces que en un escenario de disputas políticas “no
abonamos a la tristeza de los que están allá llorando a los muertos en
Minatitlán, a los que ayer asesinaron en Xalapa a las doce del día, al
que asesinaron antier en Coatepec a las cinco de la tarde”.

Ahued improvisaba. Sin perder el control señalaba, a veces alzaba la
voz e incluso cuando una vez sus compañeros senadores se quisieron
parar para aplaudirle, les solicitó que se sentaran. Y siguió.
Propuso decirle a Durazo Montaño los graves problemas que hay en la
colindancia con Oaxaca, Puebla y Tlaxcala. Dio a conocer que en días
pasados la Canacar le reportó que tan solo en una semana 14 tráilers
sufrieron asalto a mano armada.

“Yo sí vivo en Veracruz y tengo mi familia en Veracruz, y créanme que
sí me preocupa vivir ahí como atravesar Tlaxcala, como ir a
Guanajuato, porque allá también tengo familia, y da pavor hoy recorrer el país, pero no lo vamos a resolver con estos pleitos que hacemos
partidizando la seguridad, mal haríamos en estar partidizando la
seguridad, porque el problema es más grande que cualquier partido
político de este país”.

Expresó su bienvenida a las críticas “pero constructivas, bienvenido
que tengamos que decir lo que sucede en Veracruz, yo no vine a tapar
nada de lo que pasa en Veracruz, pero tampoco vengo a culpar al
gobernador, tampoco vengo a culpar al presidente de la república a
ciento y tantos días que llegó”.

Señaló que la economía del país se ha venido abajo en los últimos
años “y ya no me voy a ir para atrás porque entraría yo al diálogo y
ofensas de partidos en el gobierno, eso no me interesa, me interesa
que se pacifique Veracruz”.

Fue enfático al expresar que tiene fe, “totalmente”, en el presidente y
en el gobernador, y fue entonces cuando denunció el trato con
desprecio que le dan en el gabinete federal.

Insistió en que no ocultaba lo que sucede en Veracruz pero apuntó
que buscando culpables no se solucionará nada. Remató diciendo que
el tema sí trae a Veracruz “temblando todos los días”.
Agenda de AMLO no incluye tema de seguridad.

De acuerdo a la agenda del presidente Andrés Manuel López Obrador
para su visita el fin de semana al sur del Estado, no se contempla
nada que tenga que ver con el tema de la inseguridad.

Salvo que anuncien un cambio de última hora, llegará el viernes al
medio día al aeropuerto de Canticas en el municipio de Cosoleacaque
para trasladarse enseguida al municipio de Coatzacoalcos donde
supervisará la planta de fertilizantes y conocerá la ampliación del
puerto. Esos actos serán privados.

Ese mismo día, a las 17:30 horas, estará en Minatitlán para encabezar
un acto de los Programas Integrales de Bienestar. Pernoctará en esta
ciudad. El sábado 27 recorrerá y supervisará de manera privada la
refinería “Lázaro Cárdenas”. Luego se trasladará al estado de Oaxaca.

Matices Políticos no es responsable del contenido de éste artículo. El texto es opinión propia del autor.