De algo está seguro Héctor…

Redacción | 01-20-16 | 13:30

Los Políticos

Salvador Muñoz

La pregunta que le lanzo a Héctor Yunes Landa lo hace reír: “¿Qué desayunaste?” A veces creo que ya desconfía de mis preguntas. “Sé por dónde vas… bocoles huastecos”.
A veces le doy la razón… más cuando ayer, el dirigente del PRI estatal, Alberto Silva Ramos, fue invitado a desayunar en casa del aún Senador.
Ahondando en la respuesta, hace un reconocimiento al tuxpeño no sólo por su esfuerzo en la búsqueda de la candidatura, sino que, durante la reunión que tuvieron con Manlio Fabio Beltrones, en el famoso acuerdo de unidad, fue el primero en acercarse y referirse a él como “Candidato”, y junto con Pepe Yunes, de los más solidarios en su pronunciamiento.
Su respuesta conlleva a otra pregunta: ¿Seguirá Beto Silva en la dirigencia del PRI? “Manlio Fabio deberá tomar una decisión después del registro”, es decir, pasado el 25 de enero.
¿Amadeo?: “participará de lleno en mi campaña”. Con Pepe Yunes, la alianza continúa.
A su lado, de excelente humor, Ricardo Ahued Bardahuil, de los pocos diputados del PRI que es garbanzo de a libra.
La reunión con Héctor Yunes Landa se da con el Grupo de los 10, que en realidad son como 15, entre columnistas y dueños de periódicos.
II
Este miércoles ha de ser un día especial para Héctor Yunes Landa, no tanto porque sea “quincena”, es decir ¡cobra! ¡billuyo! ¡lana!, ni porque sea su último salario como Senador, sino porque ha de sostener encuentros con dirigentes de partidos nacionales en aras de conformar una alianza para estas elecciones que se avecinan. En la mira, Nueva Alianza, PT y PES, que se hace el remolón en su idea de ir sólo en estos próximos comicios. Seguros: el Cardenista, Verde y AVE.
Se le cuestiona también sobre los candidatos a diputados, más cuando un buen número de funcionarios de la administración estatal vienen apuntalándose para dar el salto al Palacio de Encanto.
Héctor tiene claro que las candidaturas a las diputaciones locales han de ser por encuestas, pero no será suficiente que el aspirante sea “apreciado” en su distrito de acuerdo a esta metodología, sino que además, no tenga mácula en su paso por el servicio público.
Y por si eso fuera poco, advierte: “Ningún miembro del Gabinete repetirá”… lo que de inmediato provocó que el nombre de Yolanda Gutiérrez Carlín, la comadre, saliera de la boca de muchos comensales, provocando la risa de Héctor así como la broma: “Bueno… puede haber la excepción…”
¿Su discurso? No variará. Seguirá en el mismo tono y así lo ha demostrado a donde quiera que va.
III
Héctor Yunes Landa cita tres grandes temas que preocupan a los veracruzanos, de acuerdo a la última encuesta que tiene en manos: Seguridad, Empleo y Obra Pública.
En sentido inverso, inicia con el tercer tema. Sabe que en dos años, hablar de grandes obras es imposible, pero sí se puede hacer algo: terminar los 97 puentes inconclusos que hay a lo largo y ancho en Veracruz, así como los 99 hospitales y centros de salud pendientes; poner a funcionar esos más de 80 pozos que por una u otra razón, no están suministrando agua… o el libramiento de Cardel, entre tantas y tantas obras que se han dado como inauguradas, que podrían sumar unas 600 fácilmente.
En el caso del empleo, primero, da la amarga experiencia de que la Volkswagen, Audi y otra empresa automovilística que se fue a Querétaro, no aterrizaron en Veracruz por falta de facilidades a estos consorcios. Pretende que esto no se repita.
En el asunto de la Seguridad, además de copiar experiencias exitosas hasta donde más se pueda, de estados, como el de Yucatán, mantiene su idea de que la Gendarmería Nacional entre en Veracruz, crear los botones de auxilio o pánico, y empatarlos con casetas de policías móviles; agregar más cámaras de videos (que sirvan, que no sean de utilería) y de ser posible, Mando Único en todo el estado.
¡Ah! Claro… en el caso de la obra inconclusa, donde haya sospecha de transa, espera que el Fiscal cumpla con su trabajo, y si no es así, que el Congreso del Estado (el nuevo, no el que está) se lo demande.
IV
En los asuntos de casa, hay dos cosas claras que tiene Héctor.
1.- La familia es sagrada. Jamás responderá del mismo modo que su primo-hermano Miguel Ángel Yunes lo ha hecho con él. El aprecio y el respeto se mantienen intactos. No hay más que agregar.
2.- Entiende Héctor Yunes Landa que dos años implican un enorme esfuerzo que ha de generar una actividad de tiempo completo en Veracruz y ello ya lo ha platicado con la señora Verónica de la Medina, su esposa.
Hoy, todavía se da el lujo Yunes Landa de llevar al pequeño Héctor, los lunes, a la escuela; después, acompañar a la señora Verónica al mercado que se instala en Araucarias y desayunar en casa. Esa parte del lunes es la que consagra… el resto del día y la semana, han de ser para gobernar, porque de algo está seguro Héctor: de que va a ganar.

smcainito@gmail.com