Anuncia Héctor Yunes el fin de «diezmos, quinceañeras, ventiladores»

Redacción | 01-19-16 | 23:48

EN CORTO… SIN CORTES

José Ortiz Medina

En la comida de los columnistas que formamos parte del Grupo de los diez, el aún senador y cuasi candidato a gobernador de la alianza PRI-PVEM, más los que se acumulen, Héctor Yunes Landa, hizo varias aseveraciones interesantes, a saber:
1.- Que procurará no incorporar a su gabinete a actuales funcionarios estatales de primer nivel, salvo sus honrosas excepciones. (O sea, que Yolanda Gutiérrez, Edmundo Martínez, Dalos Ulises, entre otros hectorcistas, tienen esperanzas de continuar en la administración estatal).
2.- Serán candidatos a diputados locales los aspirantes mejor posicionados en las encuestas y con menos puntos negativos. No por ser miembros de Alianza Generacional o sus amigos, ya tendrán en la bolsa la postulación.
3.- Su campaña se sustentará mucho en medios de comunicación, pues por el poco tiempo de proselitismo autorizado por el órgano electoral, no le dará tiempo de recorrer todos los municipios. Tampoco habrá grandes mítines para no rebasar los topes de campaña. En todo caso, para evitar el tema de autobuses y acarreados –que es lo que computará el OPLE como gastos de campaña– en todo caso se recurrirá al perifoneo para avisar a los simpatizantes sobre las concentraciones. Será también una campaña a ras de tierra, de mucho contacto con la gente.
4.- Por nada del mundo le contestará las agresiones y guerra de lodo a su primo hermano, Miguel Ángel Yunes Linares. Que el virtual candidato de la alianza PAN-PRD, se desgaste solo con su discurso de confrontación. En contraste, Héctor privilegiará las propuestas.
5.- No cambiará su discurso crítico respecto de la actual administración estatal, pero tampoco caerá en la descalificación y la diatriba. Recordó que el periodista Ciro Gómez Leyva le preguntó hace poco: Javier Duarte, ¿activo o pasivo? Y la respuesta fue: militante del partido. El comunicador volvió a hacer el mismo cuestionamiento, pero la contestación de Héctor fue la misma.
6.- Que en las encuestas que ha realizado en el estado de Veracruz, invariablemente arrojan que los principales problemas de la entidad son, en ese orden, inseguridad, desempleo y falta de obra pública. En este último rubro, detectó, por citar unos ejemplos, 97 puentes sin concluir, 323 sistemas de riego inconclusos, 83 pozos de riego que no funcionan, etc. Asimismo, hizo ya el compromiso que la obra la construirán empresarios veracruzanos y no de otras partes. De paso, prometió que en su gobierno no habrá “diezmos, ni quinceañeras, ni ventiladores”, en alusión a las comisiones que se han venido cobrando debajo del agua. Para la obra, se tomará en cuenta, ante todo, la calidad, y tampoco serán contratadas empresas con malos antecedentes.
7.- Que el desayuno-reunión que sostuvo con Alberto Silva Ramos este martes fue en términos muy cordiales, y recordó que el presidente del CDE del PRI, fue muy generoso con sus palabras cuando en presencia de Manlio Fabio Beltrones, el pasado jueves 14, dijo de manera contundente que el único que podía ganar por amplio margen la gubernatura es Héctor, y que lo va a apoyar con todo. También mencionó a Pepe Yunes y a Tomás Ruiz, quienes de igual manera –indicó Héctor—se pronunciaron de manera entusiasta a favor de su candidatura.
8.- Que para resolver los problemas que aquejan al estado de Veracruz, ha platicado con gobernadores de otras entidades para saber cómo han resuelto ellos sus conflictos. Así, por ejemplo, ya sabe cómo abatieron la inseguridad en Yucatán y Nayarit, que son los territorios más pacíficos del país.
9.- Que de ganar la elección, implementará el gobierno itinerante y los lunes de puertas abiertas. Dijo que ya habló con su esposa Verónica de la Medina, con quien sólo va a comer los lunes. El resto de la semana lo dedicará a recorrer el estado. Cada semana, sólo estará un día en Palacio de Gobierno.
En fin, fue una grata reunión, en la que –vale aclararlo— Héctor no decidió que estuvieran solamente hombres, pues él no determinó que el Grupo de los diez estuviese conformado por puros varones. Así que, en todo caso, quienes integramos este Club de Tobi, debemos invitar a una colega. Se aceptan sugerencias.
Así, en amena charla, compartimos el pan y la sal, Melesio Carrillo Tejeda, Gabriel Arellano, Filiberto Vargas, Orlando García, Sergio González Levet, Quirino Moreno Quiza, Salvador Muñoz, Tulio Moreno Alvarado, Miguel Ángel Cristiani, Álvaro Belín, Arturo Reyes Isidoro y quien esto escribe.
También estuvo presente Esaú Valencia (jefe de prensa de Yunes Landa), Gustavo Filobello y Antonio Garibay.
Por cierto, nos llamó la atención que Héctor Yunes Landa llegó al encuentro con periodistas acompañado del honesto y congruente diputado local Ricardo Ahued Bardahuil, a quien se le ha mencionado como probable coordinador de campaña del abanderado priista.

QUIEN ESTÁ haciendo todo lo que está a su alcance, pero para no ser candidato, es el todavía secretario de Turismo Harry Grappa Guzmán. En los seccionales priistas del puerto de Veracruz se quejan de que Grappa es más codo que un regiomontano, y que no les ha llevado nada a los líderes de las colonias, de cuya acción o ausencia de la misma depende la suerte de cualquiera que aspire a ganar una elección en ese distrito. Dicen que lo único que se ha dignado a repartir el “fresa” aspirante a candidato a diputado, son boletos para el concierto de un grupo pop juvenil, lo que revela con claridad la ignorancia de Grappa sobre las costumbres y gustos de la población de la que pretende ser representante. A menos, claro, que ya sepa cómo anda en las encuestas, y la idea sea, precisamente, evitar ser candidato, pues no se le augura otra cosa más que una estrepitosa derrota.