Alertas de género, útiles para combatir violencia contra las mujeres

Las alertas también han servido para presionar al gobierno y a las entidades públicas, a fin de tener una respuesta adecuada a la violencia que se da con un enfoque diferenciado más cruel contra las mujeres.

Redacción | 03-18-20 | 17:04

Poza Rica, Ver.- Ximena Ugarte Trangay, abogada del Instituto de Derechos Humanos y Democracia, A. C., ofreció en la Universidad Veracruzana (UV), región Poza Rica-Tuxpan, la conferencia “Alertas de género en Veracruz” y señaló que éstas han sido una iniciativa muy importante de las organizaciones civiles, los colectivos y la misma sociedad para evitar, prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres.

En la sala de videoconferencias de la Unidad de Servicios Bibliotecarios y de Información (USBI), la especialista indicó que las alertas también han servido para presionar al gobierno y a las entidades públicas, a fin de tener una respuesta adecuada a la violencia que se da con un enfoque diferenciado más cruel contra las mujeres.

Consideró que la respuesta del gobierno y las autoridades no ha estado a la altura de la situación, desde la primera alerta por violencia feminicida no se ha tenido un cumplimiento adecuado de las recomendaciones y acciones decretadas, como es el hecho de realizar campañas, generar mecanismos de divulgación, y la prevención de una política para los espacios públicos.

No puede considerarse como un pretexto la inestabilidad política y judicial, los desencuentros que entre el Ejecutivo y la Fiscalía General de Estado, tampoco que el Congreso del Estado tenga consideraciones particulares sobre la interrupción legal del embarazo, que ponga por encima de una obligación pública derivada de estándares internacionales el derecho de la libertad sexual y reproductiva.

Desde que se decretó la primera alerta de género –pasando por la segunda por agravio comparado– hasta esta última, en donde al parecer el gobierno del estado de Veracruz ha implementado medidas y una política más amplia en desaparición de personas, no se han dado resultados, a pesar del presupuesto, esfuerzo y recurso humano que están implementado; continúan desapareciendo personas pues no se tiene una política diferenciada de desapariciones que permita tener patrones de búsqueda.”

En este sentido, la también asesora jurídica del Observatorio Ciudadano Nacional de Feminicidios dijo que no se puede hablar sólo de desapariciones de mujeres, porque estadísticamente las desapariciones de hombres son mayores, pero como solicitantes de dos alertas de género en Veracruz se hace énfasis en esta situación.

La tragedia del estado de Veracruz es que cada vez aparecen más fosas, pareciera que la política de búsqueda se concentra en estos entierros y no es así, la política principal debe ser pensando que la persona desaparecida se encuentra viva.

En el caso de la desaparición de mujeres por el rango de edad –adolescentes y jóvenes– y por las características de las zonas donde desaparecen, considera que no se ha realizado un análisis de la macrocriminalidad de forma adecuada, que permita determinar redes de trata, traslado y captación, que pudiera abrir líneas muy específicas para encontrar a las jóvenes y empezar a desmantelar este tipo de redes.

Al término de la conferencia, Ugarte Trangay dijo que los colectivos de búsqueda han logrado tener una fuerza importante para incidir en los gobiernos estatal y municipal, prueba de ello es la Ley Estatal de Desaparición de Personas en Veracruz, la Ley Especial de Declaración de Ausencia, así como el Consejo Estatal de Búsqueda, que se concretaron por la presión de estos grupos y no por voluntad de las autoridades.

En la conferencia organizada por la Vicerrectoría Poza Rica-Tuxpan, en el marco del Día Internacional de la Mujer, estuvieron presentes estudiantes y académicos de diferentes facultades, así como público en general.