Aeroméxico suspende operaciones de sus aviones Boeing 737 MAX luego de accidente en Etiopía

Aeroméxico anunció que suspendió temporalmente la operación de sus seis equipos Boeing 737 MAX hasta no contar con información contundente sobre las investigaciones del accidente del vuelo ET302 de Ethiopian Airlines

Redacción | 03-12-19 | 11:37

Aeroméxico anunció que suspendió temporalmente la operación de sus seis equipos Boeing 737 MAX hasta no contar con información contundente sobre las investigaciones del accidente del vuelo ET302 de Ethiopian Airlines, un modelo similar, en el que perdieron la vida más de 150 personas.

En un comunicado, la empresa informó que “los vuelos que se operaban con estos aviones serán cubiertos con el resto de la flota”.

La aerolínea mexicana es una de las 68 en el mundo que operan este tipo de avión.

El anuncio se da horas después que aerolíneas de China, Mongolia, Indonesia y Etiopía suspendieran sus  vuelos del Boeing 737 MAX hasta que la empresa aeroespacial estadounidense encargada de su fabricación garantice la seguridad de las aeronaves.

El avión de Ethiopian Airlines que se estrelló el domingo en las afueras de Addis Abebe, poco después de despegar, provocando la muerte de 157 personas, era un Boeing 737 Max, el mismo modelo del vuelo de Lion Air que cayó el 29 de octubre de 2018 en el mar de Java, tras partir de Yakarta, dejando 189 muertos.

Los 737 MAX fueron parte importante del proyecto de renovación de la aerolínea, que en 2012 firmó un contrato con Boeing por USD 11,000 millones -la mayor inversión en la historia de la aviación en el país- para la adquisición de 100 aviones, de acuerdo con la revista Forbes.

Se convirtió en la segunda aerolínea en la región en utilizar el Boeing 737 MAX-8, planeado para vuelos de corto y de mediano alcance.

Entre los destinos para los que se planeaba usar estos aviones están Lima, Bogotá, Monterrey y Nueva York, “brindando más días de servicio con el menor número de requerimientos en su mantenimiento, asegurando a su vez mayor puntualidad en cada aterrizaje, ya que permite ahorrar tiempo en el reabastecimiento de combustible, consolidándose de esta forma como la mejor experiencia de viaje”.

La primera de las seis aeronaves 737 MAX-8, llegó a Aeroméxico el 23 de febrero. La idea era llegar a 90 aviones.

Con información de infobae.