Taller de filosofía para niños en el MAX este sábado

Redacción | 06-22-18 | 13:35

Xalapa, Ver.-La filosofía para niños es un método de pensamiento, de elaboración de juicios y de analogías que puede favorecerlos no solo en el ámbito educativo sino también en su vida cotidiana, expresó María Teresa de la Garza Camino, de la Federación Mexicana de Filosofía para Niños, quien también es investigadora en la Universidad Nacional Autonóma de México (UNAM).

La especialista invitó al público infantil, padres de familia y maestros a que asistan a la conferencia y taller que impartirá como parte del programa Sábados en la Ciencia el próximo 23 de junio a las 11:00 horas, en el Auditorio “Alfonso Medellín Zenil” del Museo de Antropología de Xalapa (MAX), hizo una invitación esta actividad gratuita.

La maestra en Filosofía para Niños por la Universidad Estatal de Montclai

r, en Estados Unidos, y doctora en Filosofía por la Universidad Iberoamericana (UIA), enfatizó que a lo largo del tiempo esta disciplina ─catalogada como la madre de todas las ciencias─ desarrolló un método de pensamiento, de elaboración de juicios y de analogías útiles para los infantes, lo cual les genera habilidades críticas, creativas, responsables y razonables para con la sociedad.

“Ayudamos a los pequeños a reflexionar y darse cuenta qué les conviene hacer para llegar a ser un humano pleno, eso lo desarrollamos con los niños y niñas en las aulas, pero a través de una disciplina estricta guiada por la lógica”, señaló.

Con el propósito de que sea un aprendizaje ameno, esta enseñanza se combina con la literatura.

“Nosotros trabajamos a partir de cuentos cargados de conceptos filosóficos como: la verdad, el bien, la belleza, el tiempo y la amistad”.

María Teresa de la Garza Camino aseguró que de acuerdo con los cambios educativos, se habla de que los niños y niñas deben desarrollar el pensamiento crítico, lo cual es una realidad pero no se les dice cómo hacerlo.

Al respecto, profundizó en que si el pensamiento crítico se encuentra separado del creativo, valorativo o moral, no funcionará muy bien, pues hay problemas sociales fuertes relacionados con la falta de una educación moral adecuada.

Indicó que esta metodología se ha implementado en alrededor de 70 países del mundo. En México hay muchas escuelas donde los niños ya trabajan estos materiales, aunque sólo en algunas entidades, pues la Secretaría de Educación Pública (SEP) no ha tenido apertura para ello.

Por ejemplo, han trabajado en el Estado de México con escuelas federales y en la actualidad se desarrolla en Michoacán un proyecto amplio a nivel preescolar.

“En otros estados se está luchando porque la educación pública abra las puertas, es donde debemos trabajar con mayor ahínco y compromiso”.

A decir de la especialista en el área, los niños se vuelven más responsables y reflexionan sobre las consecuencias de sus acciones y del cuidado del medio ambiente para que la sociedad funcione mejor.

Es decir, piensan en esas cuestiones a través de una metodología llamada “Comunidad de investigación filosófica”.

De hecho, si se les somete a una prueba de habilidades del pensamiento, estos pequeños se encuentran por arriba de la media y lo mismo en cuestiones de compromiso social.

Añadió que dentro de Sábados en la Ciencia, primero ofrecerá una orientación teórica para maestros y padres de familia.

Enseguida, como parte del taller, los pequeños leerán un cuento, dialogarán sobre el mismo relato y utilizarán un hilo argumentativo claro para que se acostumbren a dar razones, detectar supuestos, elaborar hipótesis y todo tipo de movimientos implicados en el proceso de razonamiento en la ciencia y en la filosofía.

Finalmente, reiteró la invitación a chicos y grandes, pues con la debida ayuda e impulso los niños pueden ser pensadores críticos, creativos y socialmente responsables.