Se necesita reconocer que hay muchas voces que han sido ignoradas y muchas realidades que han sido abandonadas

Redacción | 08-19-18 | 21:09

El pasado 16 de agosto de 2018, se dio a conocer en un comunicado firmado por  el  Secretario General  de  la Conferencia  del  Episcopado Mexicano(CEM), Mons.  Alfonso  G. Miranda  Guardiola,  que los  obispos  de  México  aceptaron la invitación formal del Presidente Electo de México, el Lic. Andrés Manuel López Obrador,  para  participar en  los  foros de  consulta  para trazar  la  ruta hacia  EL PACTO DE RECONCILIACIÓN NACIONAL.

 

Señala el comunicado que “la Iglesia (Católica) no sólo colabora al bien Común con  sus  enseñanzas y  Doctrina,  sino también  abriendo  espacios para  el encuentro, el diálogo y la construcción de Paz”. Luego del proceso electoral que se concluyera el pasado 1 de julio de 2018, la sociedad mexicana necesita trabajar en la reconciliación, todos y cada uno de nosotros, debemos poner lo mejor  para favorecer  el  encuentro y la  colaboración con  los demás  para contribuir aun mejor País.

 

Todos  deseamos  que cambien  las  condiciones que  se  viven actualmente en nuestra  república  mexicana. Los  problemas  que estamos  viviendo como  la pobreza, el  desempleo,  la violencia  descontrolada,  la falta  de  oportunidades para los jóvenes para ingresar a la universidad pública o acceder a un empleo, el  abandono del  campo  y  los  malos precios  de  los productos  agrícolas,  entre otros asuntos,  han sido  causados  por varios  factores,  entre ellos  la  mala administración   pública,  la   corrupción,   la  impunidad   y   una  notable   mala administración  de la  justicia. Estas  realidades son  también una  forma de violencia.

 

La violencia en México ha dejado miles de víctimas que se deben atender, de ahí que los foros de consulta podrán ofrecer muchas luces sobre las diferentes realidades que se viven en nuestro país. Estos foros, dicen los obispos, “son un espacio de diálogo para identificar las propuestas de los diferentes sectores de la población  en  diversas regiones  del  país y  que  estas se  conviertan  en insumos para  la  elaboración de  políticas  públicas que  permitan  avanzar en  la superación  de la  violencia,  la construcción  de  la paz  y  la reconciliación nacional”.

 

Hay muchas heridas que se han abierto y que necesitan ser sanadas mediante la escucha de la realidad, y con acciones que favorezcan la reconciliación y la paz.  Se  necesita reconocer  que  hay muchas  voces  que han  sido  ignoradas y muchas  realidades  que han  sido  abandonadas; hay  sectores  de la  población que vienen sufriendo las consecuencias de malas administraciones desde hace mucho tiempo. Hay voces que han sido ignoradas o hasta despreciadas. Ojalá estos foros den oportunidad para que sean atendidas.

 

Informó  el  Secretario del  Episcopado  mexicano  que se  encomendó  a Mons. Carlos  Garfias  Merlos, Arzobispo  de  Morelia, y  responsable  de la  Dimensión Episcopal de Justicia, Paz, Reconciliación, Fe y Política, sea quien coordine el ofrecimiento  a  nivel nacional,  de “las  aportaciones y  recursos  pastorales, que sobre este tema la Iglesia católica, se ha esforzado en implementar en nuestro país”.

 

En  la  misiva se  informa  además que,  se  ha invitado  a  los señores  obispos  a aceptar libremente  esta  solicitud para  que  puedan participar  ellos  mismos o algún  sacerdote,  religioso o  laico  delegado, en  cualquiera  de los  foros  que estén más cerca de su diócesis.

 

El documento de la CEM se concluye señalando que los foros pueden ser una ocasión  propicia  para compartir  las  riquezas del  evangelio en  forma serena, y colaborar positivamente,  con  el mensaje  cristiano, en  la solución de  conflictos asumiendo como  un hecho la  pluralidad  de visiones que  existen en  nuestro país.

 

Hacemos  votos  para que estos foros  sean exitosos  de  modo que  alcancemos la reconciliación nacional y con ello mejores condiciones de vida para todos.

 

Pbro. José Manuel Suazo Reyes

Director Oficina Comunicación Social

Arquidiócesis de Xalapa