Presenta Sergio Rodríguez reforma para que titulares de dependencias no pidan permiso para acudir a comparecer ante el legislativo

Recordó que actualmente la rendición de cuentas se restringe a un acto protocolario anual que no ofrece los resultados que esperan los gobernados.

Redacción | 05-28-18 | 21:04
El diputado Sergio Rodríguez Cortés presentó una reforma a través de la cual propone salvar un impedimento que de manera discrecional impide que los titulares de las dependencias y entidades del gobierno del Estado brinden información directa o documental, o asistan a las convocatoria del poder legislativo para dar cuenta y seguimiento del estado que guarda la administración pública cuando se trata un asunto relacionado con su desempeño.
Con esta medida, destacó, se busca abatir la opacidad y fomentar la transparencia en la actividad que realiza el Poder Ejecutivo, que al final repercute a todos los veracruzanos y veracruzanas.
El legislador manifestó que las funciones de fiscalización y control no pueden ejercerse plena y confiablemente sin la información pertinente sobre el actuar de los otros poderes, de ahí que sea fundamental que la rendición de cuentas por parte del Ejecutivo, a través de su titular y los responsables de sus diferentes dependencias y entidades, ante el Poder Legislativo, sea transparente, oportuna y veraz, sin que existan trabas burocráticas al interior del gobierno del Estado, que permita cumplir al Poder Legislativo sus funciones.
“Así, ya no serán necesarios los exhortos al Ejecutivo estatal para que autorice la comparecencia de determinado funcionario de la administración pública estatal, haciendo caso omiso de aquellos, excusándose en el silencio y la falta de precisión en la normatividad. Al solicitarles información o que acudan por convocatoria del Congreso para responder sobre asuntos de su competencia, sólo será necesario informar de ello al gobernador”, apuntó.
Rodríguez Cortés recordó que actualmente la rendición de cuentas se restringe a un acto protocolario anual que no ofrece los resultados que esperan los gobernados ni los legisladores que se encargan de recibir dicha información; y es que manifestó que el momento que se vive exige análisis y seguimiento de la información a través de las atribuciones de control del legislativo, haciéndolo de manera fluida y permanente.
Asimismo, señaló que sin menoscabo del Poder Ejecutivo y en aras del fortalecimiento del equilibrio de poderes, su planteamiento tiene la finalidad de darle el seguimiento adecuado a la rendición de cuentas por parte del gobierno del Estado, lo que no sólo significa proporcionar la debida información, sino la posibilidad de sancionar a los funcionarios que omitan esta obligación en seguimiento al estado que guarda la administración pública.
“Las previsiones para sancionar este tipo de conductas ya están establecidas en las respectivas leyes, sólo lo impide que la información o comparecencia de los funcionarios del gobierno estatal ante el Congreso o ante los diferentes órganos legislativos, sea autorizada por el titular del Poder Ejecutivo. Ahora sólo se le dará conocimiento del requerimiento, sin que sea motivo de permiso expreso de este”, concluyó.