El candidato más fuerte

Redacción | 12-22-17 | 13:29

Los Políticos.

En la pasada contienda para la Gubernatura, la estrategia para ablandar al que parecía ser el rival más fuerte, fue aplicarle el clásico “para que la cuña apriete”. Entonces, surgieron las candidaturas de Pipo Vázquez Cuevas, por el Partido Encuentro Social; Juan Bueno Torio, Independiente; y Alba Leonila Méndez Herrera, por el PT. Sí, el candidato fuerte en ese entonces era Miguel Ángel Yunes Linares, y si bien, ni Pipo ni Juan enfilaron sus baterías contra el choleño, sólo lo hizo Alba Leonila, la táctica era más que clara: tres ex panistas buscaban restarle votos al candidato panista.
Hoy, el escenario parece ser diferente…
Aún no hay definido candidato a la Gubernatura por ningún partido… y si lo había, luego ocurren cosas que hacen parecer que los bajan y después los vuelven a subir.
En el PRI, la moneda se mantiene en el aire entre Héctor y Pepe Yunes. Como sea, cualquiera que sea el candidato, tendrá que esgrimir muy buenos argumentos y discursos de convencimiento, y sobre todo, una muy fuerte campaña de penetración para revertir el segundo lugar del 2016 y los resultados del 2017. Vamos, no la tiene fácil por ningún lado.
En el PAN, aunque parece que sólo tienen a Miguel Ángel “Chiquiyunior” Yunes Márquez como candidato, le pesa en el escenario social dos cosas: ser el hijo del Gobernador y hasta ser ¡Yunes! Por supuesto, en este segundo caso, lo mismo aplica para Héctor o Pepe bajo una simple pregunta: “¿Qué sólo hay Yunes?” Hemos dicho también que el ejercicio del Gobernador en este año y lo que pueda hacer previo a las elecciones podrían ser su catapulta aunque también su lastre… vamos, si es candidato “Chiquiyunior”, el voto a favor o en contra dependerá de cómo le haya ido a la gente en esta feria que lleva un año y cacho… por ejemplo, ¿cuál cree usted que sea el voto de la burocracia estatal, del trabajador de Sesver, de Sefiplan, de la SEV, etcétera? Dependerá mucho el jefe que les haya tocado… si es un buen tipo, profesional, sensible y político, puede que lleve votos al molino del candidato azul; pero si es un patán, grosero, que aún mantiene esa línea de llamar “duartista” al empleado, créame que no votarán por el azul y en una de ésas, hasta podrían llevar su decisión por un voto de la nostalgia, algo parecido al Síndrome de Estocolmo… es estilo de Gobernar no es el mismo del PRI que del PAN, por donde quiera que se le vea.
Por estrategia electoral, alguna ocasión comenté la posibilidad de que en lugar de “Chiquiyunior”, fuera Julen Rementería del Puerto por la Gubernatura para evitar ese rollo de la “herencia monárquica” que, de tanto repetirla, lo peor o mejor (depende de cada quien) que puede ocurrir, es que se acepte. Pero estábamos con Julen: sería “el primer candidato natural” del PAN por la Gubernatura tras dos procesos electorales, lo que sin duda daría un respiro al panismo o ayudaría mucho a evitar al exterior, ese sentido de propiedad que se ve en el partido concentrado en una sola familia…
Por el lado de Morena, estaba Cuitláhuac solo y su alma rumbo a la candidatura cuando se le apareció el Charro Millenial… ¡Renato Tronco!
Ya no hay sombrero; ya no hay camisa vaquera; tampoco hubo caballo… sólo quedó el pantalón de mezclilla… ¿las botas? No hubo foto que al menos yo viera que exhibiera su calzado. En su lugar, una gorra beisbolera y una barba cerrada así como una playera tipo Polo… el charro se modernizó.
El anuncio de Tronco Gómez va en dos vertientes: ya está libre de toda acusación en su contra, y por ello, anuncia que buscará la candidatura a Gobernador, ¡por Morena!
Han de disculpar el mal pensamiento, pero cuando Dios dice a dar, ¡da! y parece que la Justicia y las circunstancias se le dan a Renato Tronco Gómez en el momento en que más lo necesitaba. ¡Ah! Disculpen si ando distraído, es que ando “agripedo”… mi mal pensamiento es que a ojo de buen cubero, pareciera que la amenaza para el PAN (partido en el poder en Veracruz), es Morena, el Peje, ¡vamos! ni siquiera Cuitláhuac García Jiménez porque está visto que el partido de Andrés Manuel López Obrador está viviendo un fenómeno interesante donde la gente ya no quiere a un PRI, pero tampoco lo convence el PAN… al menos eso es lo que se ve en el Altiplano… en Veracruz aún no lo sabemos… pero para mí, y es seguro que para muchos, Renato Gómez viene a hacer el mismo papel que en su momento protagonizaron Pipo, Juan y Alba Leonila contra el candidato en ese entonces más fuerte. Y eso que Cuitláhuac aún es precandidato.

smcainito@gmail.com