De Ayahualulco a Boca del Río

Redacción | 08-19-18 | 21:41

Los Políticos

Salvador Muñoz

“La Ley de Herodes” en una de ésas se queda corta con la historia que se da en dos municipios que, a simple vista, están lejos, distantes, a años luz de tener algo en común: Ayahualulco y Boca del Río. Parece increíble pero sí, los recientes sucesos que han sacudido este pequeño municipio enclavado en la zona centro montañosa de Veracruz han hecho más repercusión de la que sus principales actores imaginaron que sucediera, tan así, que si alguien pensó que esta historia inicia con la toma del palacio municipal de Ayahualulco, se equivocaron… los hermanos Morales tienen más que contar.

II

Los priístas Abundio y Fileberto Morales Rosas son un caso peculiar. El primero fue alcalde en la pasada administración municipal y el entonces Fiscal, Luis Angel Bravo Contreras, solicitó su desafuero por abuso de autoridad y privación ilegal de la libertad de un menor… por supuesto, los delitos que le imputan ahí siguen como él sigue en libertad. Al segundo, lo denuncian ante diversas autoridades por la falta de transparencia en la administración municipal, abuso de autoridad, incumplimiento de un deber legal y hasta por violencia de género, y por poner un ejemplo, el edil no tiene empacho en decir que gana 80 mil pesos mensuales mientras que su regidora única, 10 mil… bueno, pero Fileberto dice que la mitad de lo que percibe, “lo dona” para los más necesitados en un municipio considerado de alta pobreza.

III

El salón social de Ayahualulco goza de grandes dimensiones. Allí, previo a las elecciones pasadas, llegaron varios tráilers que descargaron desde blocks hasta despensas. Aunque hubo gente que pidió el salón para organizar un evento, éste fue negado bajo el pretexto de que había un proceso electoral. Previo a las elecciones, llegaron camionetas de tres toneladas a cargar sus bateas, pero el ruido que se hacía al abrir el portón a las 2 ó tres de la mañana, hizo que los “operadores políticos” hicieran otra cosa: abrieron un boquete al salón para que desde allí, se cargaran las camionetas y se evitara hacer el escándalo a la medianoche.

Siendo un municipio encabezado por priístas y agregando a ello la repartición de recursos, evidente en los hogares de las rancherías y congregaciones de Ayahualulco, uno puede pensar que el PRI obtuvo jugosos votos en esa zona… pero qué creen: Morena logró 2 mil 91 votos; el PRI, 2 mil 624… y el PAN, ¡4 mil 90!

Muchos sospechan que los hermanos Morales, en lugar de trabajar para Pepe Yunes, lo hicieron para Chiquiyunes en aras de “comprar” impunidad… les recuerdo que al menos Abundio tiene una denuncia ante la Fiscalía… ¿y Boca del Río? Aún no entra a escena…

IV

El pasado 19 de julio, acompañado por la diputada federal Noemí Guzmán Lagunes, el alcalde Fileberto inauguró la remodelación del mercado local… todo iba bien hasta que salió a relucir el nombre del zoco: “Hnos Morales”. Sí, la percepción de los vecinos de Ayahualulco era que tanto Abundio como Fileberto se sienten los patrones del pueblo y pretenden perpetuarse en la memoria de este municipio de ese modo… igual no hubiera pasado nada de no ser porque al día siguiente de la inauguración, el alcalde solicitaba que “ahuecaran el ala” algunos comerciantes del mercado porque entrarían a los locales nuevos inquilinos… eso, entre otras muchas cosas, generó la molestia entre algunos pobladores que recordaron algo muy significativo en la historia de este municipio: en el 2002, el pueblo logró algo: tiró de la presidencia a Silvano Caballero y si pudieron con él, por qué no con Fileberto ¡y tomaron el palacio municipal!

¿y Boca del Río? es cuando entra a escena…

V

Con el palacio municipal tomado por el pueblo de Ayahualulco, la maestra Maruchi Bravo empieza a exponer el caso en su red social. Quizás no hubiera pasado nada, de no ser por una amenaza velada que surge en el anonimato que concede el Facebook: “Como no t mandan a desaparecer a ver si así se t kita lo metiche”. Lo firma el usuario Luis Cruz Contreras.

Después de que buscan el perfil del “acosador”, descubren que se trata de un policía… y tras checar el tipo de patrulla, ¿adivinan de dónde era? Sí, de Ayahualulco. Sin embargo, tras hacer una investigación, se descubre que el mensaje amenazador que salió contra Maruchi Bravo, surge de un cibercafé ¡en Boca del Río! ¿Qué indica esto? Que alguien se tomó la molestia de viajar a Boca del Río, utilizar un perfil o crear uno falso con las fotos de un policía, y entonces sí, amenazar a Maruchi.

No fue el único “troll”… hay más y se sospechan que tengan financiamiento directo desde Ayahualulco: Carlos Paña, Juan Carlos Fragoso, Jorge Hernández, Javier Contreras, Lian Colorado, Juan Montes, David Camacho, Damián Rodríguez, Rosa María Melchor…

VI

El Palacio Municipal ya fue recuperado por un grupo de personas afines a Fileberto Morales, mismo grupo que se mantiene en guardia permanente en el perímetro del edificio. Los vecinos de Ayahualulco piden tres cosas al Gobierno y al Congreso local: se investigue uso y destino de recursos de la administración municipal; se concluya el Hospital local que desde el Gobierno de Duarte de Ochoa sólo quedó en cascarón; y que la gente que llevaron los hermanos Morales se retire de la zona, pues como ingieren bebidas embriagantes y escandalizan en la vía pública, temen que sean un espectáculo bochornoso para los niños que este lunes entran a clases… por supuesto, pedir que se haga efectiva la denuncia contra Abundio y que se llegue hasta el fondo de los hechos denunciados por la Síndica en contra de Fileberto, lo ven más lejos de lo que está Ayahualulco de Boca del Río.

smcainito@gmail.com