Cuatro sacerdotes de la catedral de Xalapa cumplen 50 años de servicio

Los sacerdotes Gabriel Magaña, Luis Acosta, Gabriel de la Fuente y Felipe Eng Lao celebraron este sábado 20 de mayo “Bodas de Oro Sacerdotales”

Redacción | 05-21-17 | 10:38

Los sacerdotes Gabriel Magaña, Luis Acosta, Gabriel de la Fuente, Felipe Eng Lao celebraron “Bodas de Oro Sacerdotales”

Este 20 de mayo de 2017, celebraron sus BODAS DE ORO SACERDOTALES, 4 venerables sacerdotes, muy apreciados y conocidos en nuestra Arquidiócesis de Xalapa por su notable presencia, testimonio de vida y entrega generosa, se trata de los Pbros. Gabriel Magaña Santoyo, Luis Acosta Méndez, Sergio Gabriel de la Fuente Peña y Felipe Eng Lao Solano. 50 años al servicio de los demás, como ministros de la Palabra de Dios, administrando los sacramentos y llevando la salvación de Dios a muchas personas.

El P. Gabriel Magaña nació en Puruándiro, Michoacán el 6 de julio de 1940. Hijo del Sr. Eugenio Magaña Ibarra y de la Sra. Ma. Salud Santoyo. Es devoto del Sagrado Corazón de Jesús y promueve los jueves sacerdotales. El P. Magaña fue un buen deportista practicó el futbol, el basquetbol y el béisbol. Tiene afición por la música y le gusta cantar. El P. Luis Acosta Méndez nació el 21 de junio de 1942 en el Barrio del Dique en Xalapa. Hijo del Sr. Pascual Acosta y Ma. Esther Méndez. Su vocación sacerdotal la descubrió con la orientación del Venerable P. Juan Manuel Martín del Campo. Es devoto de San Rafael Guízar y Valencia y el Santo Cura de Ars. Le gusta leer y escuchar música. Es una persona muy atenta con todos. El P. Sergio Gabriel de la Fuente nació en Nogales, Ver. el 24 de marzo de 1940. Hijo del Sr. Mario de la Fuente Villar y de la Sra. Socorro Peña Vargas. Sus pasatiempos favoritos son la lectura y la música. Devoto de San Agustín, San Pablo y San Benito. Ha dedicado muchos años de su vida a la formación y atención de los sacerdotes. El P. Felipe Eng Solano nació en Potrero, Ver. Hijo del Sr. Wing Eng y la Sra. Romana Solano Ramírez. El P. Felipe le gusta la música y la lectura. Es admirador de varios compositores de música religiosa. Los cuatro fueron ordenados por Mons. Manuel Pío López el 20 de mayo de 1967.

El sacerdote es un hombre sacado de entre los hombres, una persona consagrada a Dios. Como dijera el apóstol Pablo, “lleva tesoros en vasijas de barro”. Esto significa que es portador de un mensaje que no es suyo sino de Dios. La salvación que comunica pasa a través de su fragilidad. Su humanidad lo acompañará toda la vida. Por eso necesita siempre ser un hombre de Dios, alguien que se alimenta frecuentemente de la Palabra de Dios, de los sacramentos, de la oración y de las obras de caridad. Es un ser humano necesitado siempre de la misericordia de Dios.

El sacerdote es una persona para los demás, su agenda la modifican continuamente las necesidades espirituales de sus feligreses. De ahí que además de sus programas pastorales tenga que dejar espacios para lo que surja todos los días. Un sacerdote tiene el privilegio de conocer continuamente la verdad más profunda del ser humano, el interior de las personas, ahí donde nadie se puede engañar; es aquella realidad que necesita muchas veces ser curada, animada o acompañada.
La vida sacerdotal tiene que ver con todas las etapas de la persona, pues puede ser que en un día aconseje o se encuentre, lo mismo con un niño o un joven, un adulto o una persona mayor; gracias a su ministerio debe acompañar, lo mismo al que está alegre porque acaba de bautizar a su hijo o al que está triste porque enfrenta la enfermedad o la muerte. El sacerdote es un ser humano como todos, necesita estudiar para comprender mejor la realidad, se fatiga, ríe, come, duerme y sufre también en determinadas ocasiones. Si usted conoce a algún sacerdote, rece por él, él lo hace continuamente por usted. El sacerdote es una persona que sirve a los demás con sus virtudes y sus defectos.
La concelebración eucarística por estas bodas de oro inició en punto de las 11 de la mañana, con una Catedral abarrotada por feligreses que arribaron procedentes de las distintas comunidades donde estos ministros de Dios se encuentran sirviendo. También se dieron cita amigos, familiares y alumnos de los festejados. Notable fue la presencia de las hermanas religiosas de diferentes congregaciones y de seminaristas revestidos con sus albas blancas. La solemnidad se expresó además con las voces del coro del Sagrario Metropolitano y las notas del órgano de la Catedral, el incienso perfumado que subía representando la acción de gracias por las cinco décadas de estos hermanos presbíteros.

La Sagrada Eucaristía fue presidida por el Arzobispo de Xalapa, Mons. Hipólito Reyes Larios y concelebrada por dos obispos, Mons. Rafael Palma Capetillo y Mons. Eduardo Cervantes así como por más de 50 sacerdotes.

Damos gracias a Dios por el don del Sacerdocio y por el testimonio de vida de entrega de estos 4 presbíteros de la Arquidiócesis de Xalapa. ¡Que todo sea para la gloria de Dios!
Pbro. José Manuel Suazo Reyes Director
Oficina de Comunicación Social Arquidiócesis de Xalapa

LA REVOLCADA

El Congreso del vaivén  

Doña Miriam no le conviene al GLPAN, legitima su voto como independiente. Sebastián Reyes nomas hace berrinches,  porque piensa que como en la escuelita va a hacer amiguitos en el grupo. En Morena andan medio atontados porque doña Sheridan ya no está. Los del PRI como los chinitos nomas  “milando” 👀 , dejando en claro … Continuar leyendo "El Congreso del vaivén  "

LA ÚLTIMA EDICIÓN

COLUMNAS