Con “guerra de almohadas” recaudarán artículos y fondos para niños con cáncer, el 8 de julio

La edad límite para que puedan participar es de 7 a 30 años de edad y aunque no se cobrará la entrada se pide que los asistentes lleven una pijama, pediasure o kit dental, mismos que serán para los menores que están en tratamiento en el Instituto de Cancerología.

Hugo Ramos | 07-05-18 | 23:58

Xalapa, Ver.- Con el objetivo de recaudar fondos para los niños internados en el Centro Estatal de Cancerología en Xalapa, el próximo 8 de julio se realizará una Guerra de Almohadas.

Este 2018, es el segundo año consecutivo que se lleva a cabo, toda vez que, en 2017 se hizo de una forma pequeña, pero en esta ocasión de decisión en plaza Xallitic para que participen más personas.

De acuerdo a Daniel Cisneros organizados del evento, la edad límite para que puedan participar es de 7 a 30 años de edad y aunque no se cobrará la entrada se pide que los asistentes lleven una pijama, pediasure o kit dental. Objetos que serán para los menores que están en tratamiento en el Instituto de Cancerología.

La cita es de las  12 de la mañana a las dos de la tarde; la idea es recaudar fondos, pijamada nuevas, pediasure que son lo que los niños necesitan porque les ayuda mucho a su tratamiento o kits dentales, con cualquiera de estas cosas se les dará el acceso”.

Para poder participar se requiere que lleven su propia almohada y las pijamas que donen pueden ser tallas para niños de 4 a 17 años de edad.

Se calcula que el evento tardará alrededor de dos horas y será por rondas de acuerdo a sus edades.

Explicó que, en la explanada del Xallitic se armará un cuadrilátero de 10 por 10 y ahí se va a ir marcado con una cinta de color a su alrededor y en cada esquina va a estar parado una persona de alguno de nosotros, por si hay algún incidente controlar la situación”, explicó por su parte, Karina Aparicio Cortés, también organizadora del evento.

En este evento a beneficio de los niños con cáncer, se contará con el apoyo de socorristas para atender a quienes se sientan mareados por los golpes con las almohadas.