Aprueba Congreso local dotar de empleo temporal a veracruzanos afectados por algún tipo de desastre natural y durante vedas

La iniciativa del diputado Vicente Benítez define que no sólo se protege a afectados por desastres, sino también a trabajadores del campo, la industria y pescadores

Redacción | 08-01-18 | 10:28

-Se trata de la primera vuelta en la que los legisladores aprueban reformar la Constitución para proteger a los veracruzanos durante una calamidad

Xalapa, Ver.- Con 45 votos a favor, los diputados locales aprobaron el decreto por el que se adiciona un párrafo cuarto al artículo 8 de la
Constitución Política de Veracruz, con el fin de dotar de empleo temporal a
quienes se vean afectados por algún tipo de desastre natural y durante la
aplicación de vedas.

La iniciativa del diputado local del partido Nueva Alianza, Vicente Benítez
González, aprobada en una primera vuelta, toda vez que se trata de una reforma constitucional; refiere que el derecho humano al trabajo -consagrado en el artículo 5 de la Constitución federal-, en algunas ocasiones se ve restringido por diversas situaciones de índole ajenas a la voluntad de los trabajadores, tales como los desastres, cualquiera que sea su origen, el cambio climático y sus efectos en la producción, así como las vedas que afectan al sector pesquero.

En el caso de las vedas, el legislador expuso que, ante la aplicación de éstas para proteger el desarrollo de especies, no se brindaban alternativas productivas y de empleo temporal, por lo que era necesario que el Estado asumiera, de forma corresponsable, la decisión de impulsar programas emergentes de empleo temporal.

El legislador manifestó que Veracruz es una entidad compleja, porque tiene una sociedad que enfrenta grandes y múltiples vulnerabilidades, que pueden generar una afectación temporal o permanente en su modo de vida por modificación de su hábitat.

Asimismo, refirió que la clasificación mexicana establecida por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), define como efectos perturbadores a todos aquellos fenómenos geológicos: “incluyen a los sismos, hundimientos y agrietamientos” y; a los fenómenos hidrometeorológicos: “este tipo de fenómenos destructivos comprende a los ciclones tropicales, inundaciones, nevadas, granizadas, sequías, lluvias torrenciales, temperaturas extremas, tormentas eléctricas, mareas de tempestad e inversiones térmicas”.

De manera que, Veracruz es vulnerable en los fenómenos descritos y, por si fuera poco, es una de las entidades que más resiente los efectos del cambio climático.

El legislador aseveró que el problema fundamental de la contaminación mundial no sólo es la destrucción del medio ambiente, de los recursos naturales y de la capa de ozono, sino la transformación del estándar de vida que tendrá la humanidad, a partir de los impactos que tengan los fenómenos naturales, catalogados como catastróficos, en las personas.

Por ello, los países se preparan para los efectos que pueda tener el cambio
climático, de ahí la importancia de que se reconozca la necesidad de que el
estado de Veracruz asuma una acción proactiva en favor de quienes se ven
afectados por diversos fenómenos que pueden afectar el sano desarrollo de los ciudadanos y sus actividades económicas.

Dados los impactos a que es vulnerable la Entidad, el legislador consideró
necesario garantizar el derecho fundamental al trabajo ante una calamidad de proporciones de desastre y coadyuvar, mediante programas temporales de empleo, a quienes se han visto afectados por alguna causa ajena a su voluntad y que supera sus condiciones para salir adelante por sí mismos.

Finalmente, enfatizó que la iniciativa aprobada no sólo protege a los habitantes que se ven afectados por desastres naturales o de otra índole, sino también a los trabajadores del campo, la industria y, sobre todo, a los pescadores que ven limitado por las vedas su derecho a dedicarse a la profesión, industria, comercio o trabajo que le acomode.